Fiscalía apuntó que Cristina Fernández y Néstor Kirchner fueron “jefes” de una “asociación delictiva”

La audiencia contó con la lectura de cargos de los que se acusa a la expresidenta y se reanudará este lunes.

La jornada inaugural del primer juicio por supuesta corrupción contra Cristina Fernández culminó poco después de las 15:00, cuando la expresidenta argentina salió de los tribunales federales de Buenos Aires, rodeada de un fuerte dispositivo de seguridad, entre vítores de seguidores que la esperaban en la puerta, tras las tres horas que duró la sesión.

En la audiencia se leyeron las acusaciones y estuvieron presentes, además de la actual senadora junto a su abogado Carlos Beraldi, el empresario Lázaro Báez, el exministro de Planificación Julio De Vido y el exsecretario de Obras Públicas José López, entre otros implicados en la causa.

En la lectura de cargos, la Fiscalía apuntó, que tanto Cristina Fernández como su fallecido esposo, el también expresidente Néstor Kirchner, fueron “jefes” de una “asociación delictiva” destinada a apoderarse “de millonarios fondos públicos” a  través de la concesión de obras públicas durante los mandatos kirchneristas a las empresas de Báez en la sureña provincia de Santa Cruz.

“Esta asociación delictiva funcionó en forma estable y permanente dentro de la estructura administrativa estatal y a través de la instauración de una ingeniería societaria creada y ampliada para los fines buscados”, según la lectura del secretario del tribunal al comienzo de la vista.

Si bien la expresidenta no habló públicamente, este martes temprano a la mañana afirmó en Twitter que el juicio -que se espera dure un año, con trece imputados y más de 160 testigos- es un “nuevo acto de persecución” con el que se busca montar una “cortina de humo” para “distraer” de la crisis económica del país, y negó los cargos.

“Claramente no se trata de hacer justicia. Sólo armar una nueva cortina de humo que pretende distraer a los argentinos y las argentinas -cada vez con menos éxito- de la dramática situación que vive nuestro país y nuestro pueblo”, señaló.

En la sala, como espectadores y en apoyo a Fernández, se pudo ver a la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela De Carlotto, a las madres de Plaza de Mayo Taty Almeida y Hebe De Bonafini y al sindicalista Hugo Yasky.

En diversos momentos se pudo ver a Fernández riendo junto a Beraldi y mirando el celular.

La vista se reanudará el lunes próximo.


Las Más Vistas