Justicia de El Salvador decidió absolver a la joven que pasó 20 meses en prisión tras sufrir un parto espontáneo

El embarazo fue causado por las violaciones que sufrió de su padrastro durante siete años.

Quedó en libertad la joven de 20 años, Imelda Cortez, que enfrentaba cargos tras sufrir un parto espontáneo en su retrete en El Salvador, tras el cual su hija sobrevivió.

La joven salvadoreña de 20 años, Imelda Cortez quedó en libertad el lunes luego de que un juez la absolvió de los cargos que enfrentaba tras sufrir un parto espontaneo en un retrete. Su hija sobrevivió al incidente y la joven pasó 20 meses en prisión preventiva.

El embarazo fue causado por las violaciones que sufrió de su padrastro durante siete años.

El hombre se encuentra en prisión a espera de juicio.

“Creemos que el fallo al juez es un acto de justicia, verdad, estamos efectivamente satisfechos”, afirmó Arnau Baulenas, abogado de Imelda Cortez.

El 17 de abril de 2017 la joven buscó ayuda en un hospital por sufrir una hemorragia, una doctora le diagnosticó que había tenido un parto extrahospitalario y agentes policiales inspeccionaron la fosa séptica.

Rescataron una recién nacida que fue trasladada al hospital y sobrevivió.

El parte judicial decía que Imelda Cortez negó haber dado a luz y arrojó a la bebé a la fosa séptica, lo que sería homicidio grave tentado.

El Salvador cuenta con una ley antiaborto muy severa que criminaliza a las mujeres aún en situaciones como el parto extrahospitalario.

Además prohíbe la interrupción del embarazo en cualquier circunstancia, incluso cuando es producto de una violación o corre peligro la vida de la mujer.


Las Más Vistas