Mientras EE.UU. pide en la ONU el ingreso de ayuda humanitaria extranjera a territorio venezolano, el canciller de Venezuela propone que Trump y Maduro se reúnan

"Nosotros denunciamos al gobierno de los Estados Unidos por organizar, por financiar, por liderar esta grosera agresión contra Venezuela", dijo el canciller.

El Gobierno de Estados Unidos anunció que pediría en la ONU el ingreso de ayuda humanitaria extranjera en Venezuela, al aumentar su apuesta diplomática para forzar la caída del gobierno de Nicolás Maduro que calificó de corrupto e incompetente.

En la reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU que tuvo lugar este martes en Washington, Estados Unidos anunció que pedirá el ingreso de ayuda humanitaria extranjera en Venezuela.

“Y debemos abordar los resultados desestabilizadores del reinado corrupto, fraudulento e incompetente de Maduro, que este fin de semana trajo la incivilidad y la violencia a las fronteras de otros dos estados miembros, Brasil y Colombia”, dijo Elliott Abrams, representante de EEUU para Venezuela.

Estados Unidos piensa someter a votación esta semana en el Consejo un proyecto de resolución que exige “admitir la ayuda humanitaria en Venezuela”, aunque posiblemente sea vetado por Rusia y China, que apoyan a Maduro. Para que la resolución sea vinculante debe tener nueve votos y ningún veto de los cinco miembros permanentes que son Gran Bretaña, China, Francia, Rusia y Estados Unidos. El canciller venezolano, Jorge Arreaza, dijo que lo que ocurrió el fin de semana fue “un golpe de Estado bien orquestado” por Estados Unidos y Colombia, y “un show” para culpar a Maduro si había un baño de sangre.

“Nosotros denunciamos al gobierno de los Estados Unidos por organizar, por financiar, por liderar esta grosera agresión contra Venezuela.”

Arreaza llamó al Consejo de Seguridad a aprobar un proyecto de resolución preparado por Rusia que condene el eventual uso de la fuerza en Venezuela. Desde Washington, el canciller viajó a Ginebra para participar de la sesión del Consejo de derechos humanos de la ONU, donde propuso un diálogo entre los presidentes Nicolás Maduro y Donald Trump para ayudar a buscar una salida a la crisis venezolana.

“Y volvemos a plantear el camino del diálogo, el diálogo con Estados Unidos, sí. ¿Por qué no? Entre el presidente Maduro y el presidente Donald Trump. Que se reúnan. Ahí están las diferencias, trabajemos en las coincidencias entonces”, dijo Jorge Arreaza, canciller de Venezuela.

Desde Madrid, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez criticó la falta de voluntad de diálogo del mandatario venezolano Nicolás Maduro.

“Nicolás Maduro ha demostrado en reiteradas ocasiones que no tiene ninguna intención de dialogar y ha utilizado los sucesivos intentos de mediación como un instrumento para ganar tiempo y para perpetuarse en el poder. Su negativa en consecuencia a convocar elecciones presidenciales ha sido la demostración palpable de que Maduro no quiere una negociación sincera”

Sánchez reiteró que la convocatoria de “elecciones libres, democráticas, transparentes, y con todas las garantías” es la “única solución posible a la profunda crisis que vive Venezuela y rechazó una intervención militar.


Las Más Vistas