El crucero Greg Mortimer zarpó este mediodía del puerto de Montevideo a las Islas Canarias

El buque estuvo más de dos meses fondeado en aguas uruguayas.

El buque fue desinfectado. Los tripulantes fueron testeados y dieron negativo de Covid-19.

Finalmente, el Greg Mortimer zarpó del puerto de Montevideo hacia las Islas Canarias, después de estar dos meses fondeado en las costas uruguayas.

“Es un momento muy emotivo porque de alguna manera todos los uruguayos abrazamos, cobijamos, cuidamos, a todas estas personas”, dijo el canciller Ernesto Talvi.

Son veinticuatro tripulantes a bordo; el resto quedó en Montevideo y volverán a casa apenas puedan ingresar a sus países.

Las autoridades habían anticipado que si los diagnósticos eran “negativos”, el barco emprendería el regreso.

“Como ven, la bandera amarilla indica que es un buque que está completamente saludable”, expresó Talvi.

El crucero llegó a Montevideo a fines de marzo. La situación sanitaria en el barco era “compleja”, a decir de las autoridades: había decenas de casos positivos de Covid-19 entre pasajeros y tripulantes, al punto que algunos fueron hospitalizados por problemas respiratorios. Un tripulante filipino murió.

El gobierno instrumentó operativos sanitarios. El 10 de abril, más de un centenar de pasajeros, la mayoría australianos y neozelandeses, fueron evacuados y regresaron a sus hogares en un vuelo que salió desde el aeropuerto de Carrasco con destino a Melbourne.

El 12 de mayo, un mes después, los tripulantes descendieron del barco y fueron trasladados a hoteles. Hay treinta y seis que dieron positivo en los test y están recuperándose. Entre los que dieron negativo, siete ya regresaron a sus hogares.

El resto aguarda por vuelos de conexión a sus destinos, y que sus países los dejen entrar.

“Ese es el problema más serio que estamos teniendo, que muchos países tienen las fronteras cerradas y por ende no hay vuelos de conexión, y si los hubiera no los dejarían entrar”, informó Talvi.

El canciller Talvi informó en una comisión parlamentaria que los tripulantes estaban “desgastados” emocionalmente por estar des  de hacía tanto tiempo en el buque.


Las Más Vistas