El homicida de Olga Costa y el policía Farinha ya había tenido problemas en el barrio

Según el padre de la víctima, era una persona problemática. La Policía había ido a su casa a detenerlo pero no estaba.

Cleómedes Medina González tiene 60 años y es retirado militar. “Es un adicto a las armas”, dijo su pareja Olga Costa cuando lo denunció en la tarde del miércoles. Había llegado al barrio hace un año y se fue cuando se separaron hace un mes.

Tenía una denuncia por amenazas del 30 de diciembre del 2016. “Es un hombre problemático”, dijo a Telemundo Elbio Costa, el padre de la mujer asesinada.

Elbio contó que él vive en el barrio hace 40 años y que nunca tuvo problemas con nadie, pero con Cleómedes terminaron en la comisaría.

En la casa del asesino la Policía encontró dos revólveres y un caño recortado de escopeta. La revisaron después del homicidio pero era la segunda vez que iban. Habían estado en la tarde del miércoles, poco después de la denuncia de la mujer.

Iban a detenerlo para realizar averiguaciones pero no estaba. Apareció en la madrugada siguiente para dispararle al pecho al policía Fariña y a la cabeza a Olga Costa.


Las Más Vistas