En 2008 un hombre denunció a su esposa por maltratar a los hijos de ambos, la Justicia “actuó con indiferencia” y ahora deberá indemnizar al hombre – Teledoce.com

En 2008 un hombre denunció a su esposa por maltratar a los hijos de ambos, la Justicia “actuó con indiferencia” y ahora deberá indemnizar al hombre

El menor de los hijos, un bebé de nueve meses, murió poco después que el padre denunciara la situación.

La pareja tenía dos hijos, uno de dos años y otro de cinco meses. En febrero de 2008, cinco días después de separarse, el hombre se presentó en el juzgado de Paso de los Toros para denunciar que los niños, que estaban con su madre, vivían en una whiskería donde ella se prostituía y carecían de controles médicos, higiene adecuada y que estaban mal alimentados.

El hombre solicitó la tenencia pero la jueza resolvió que los menores permanecieran con su madre. También se ordenó una pericia forense que constató una situación de maltrato infantil. Posteriormente, también la abuela y la bisabuela de los niños denunciaron la situación y su intención de sacarlos de allí.

La jueza solicitó un informe al INAU y a la mutualista de la que, supuestamente, los niños eran afiliados. Sin embargo, el informe de INAU no llegó porque no estaba caratulado como urgente y la mutualista dijo que los menores no estaban afiliados allí. El 20 de junio el bebé, de entonces 9 meses, murió.

Tenía fractura de cráneo y costillas, estrangulamiento, quemaduras de cigarrillo e indicios de violación. La justicia procesó a la madre y a su pareja de entonces. El niño de dos años fue internado con lesiones.

El padre de los niños reclamó una indemnización al Poder Judicial de 300.000 dólares por daños y perjuicios por la desidia con la que actuó la jueza y demandó también a la Fiscalía y al INAU.

Según informa el semanario Búsqueda, tras una primera sentencia negativa y una apelación, un tribunal de la Suprema Corte estableció que “el servicio funcionó mal” y que el juzgado de Paso de los Toros tuvo una conducta de indiferencia y que pudo y debió haber tomado alguna medida más efectiva.

El tribunal sostiene que la jueza debería haber tomado contacto personal con los niños y designarles un defensor, pero en su lugar adoptó “una actitud indiferente frente a una situación extremadamente grave”.

La sentencia también reconoce que hubo responsabilidad del padre porque solo denunció la situación al separarse de la madre. El Poder Judicial deberá indemnizar al padre con 10.000 dólares y con 20.000 al hijo mayor, que podrá acceder al dinero cuando cumpla 18 años.


Las Más Vistas