Alonso: “No voy a aceptar los acuerdos de cúpulas que definen quiénes son los candidatos para después repartirse la torta”

La senadora nacionalista insistió en la necesidad de una tercera precandidatura: “Seré candidata o no en función del apoyo de la gente”.

La interna del Partido Nacional está muy movida. El semanario Búsqueda publicó hace unos días que Verónica Alonso se reunió con el senador Jorge Larrañaga y le planteó que ella sea la precandidata presidencial de Alianza Nacional y que él encabece la lista al Senado.

¿Qué perspectivas hay de cara a las elecciones internas del 2019? ¿Quiénes serán precandidatos? Abordamos el tema junto a la senadora nacionalista Verónica Alonso.

La conversación con Jorge Larrañaga fue privada, por lo que quiero respetarla. Hay cuestiones que se pueden contar y otras que no. Él me pidió juntarnos y me parecía razonable, además de que tenemos una muy buena relación. Le tengo afecto y lo considero un gran dirigente del partido.

Sí puedo contar que analizamos distintos escenarios, posibles porque este 2018 es un año preelectoral, uno de ellos fue el de que yo sea candidata. Más allá de si tal o tal otro es candidato, el desafío que tenemos es cómo hacemos para que el Partido Nacional crezca, gane y gobierne. Lo más importante es gobernar para transformar al país.

En ese camino, lo importante no pasa por los nombres, sino por tener el desprendimiento y la generosidad de elegir a los mejores, que capaz son dos, tres o cuatro. Todo lo que ayude al crecimiento del partido, mejor.

El objetivo más importante es ganar, gobernar y hacer las cosas bien. Con los desgastes y abuso de poder del Frente Amplio, la gente va a empezar y va a mirar. Este año seguramente se definan candidaturas.

Creemos que hay lugar para un tercer espacio, y ojalá que haya lugar para más. Se necesita renovación en el partido. No voy a aceptar los acuerdos de cúpulas que definen quiénes son los candidatos para después repartirse la torta. Es desde la gente y no desde los dirigentes.

Seré candidata o no en función del apoyo de la gente. Va a ser la gente la que diga quién le gusta. Los dirigentes sin la gente no somos nadie. Vamos a cambiar el orden: es desde la gente que vamos a entender y escuchar. En el segundo semestre de 2018 se comenzarán a definir las candidaturas.

Los conflictos y divisiones entre nacionalistas

No es algo que me ponga contenta. Esas divisiones al partido le han costado muy caro. Cuando las cosas se hacen mal, hay que marcarlo claramente. Nosotros lo marcamos claramente para el caso Bascou.

Si está mal cuando lo marcamos a los de enfrente, mucho peor es con los propios. La gente cuestiona y con razón los abusos de poder. Hay que estar claros en que están mal en todos los partidos.

A veces adentro del partido se generan cosas que no colaboran.


Las Más Vistas