Christian Di Candia asume como intendente de Montevideo: “No soy testaferro de Martínez, tengo mi propia personalidad: si hay que hacer modificaciones, las voy a hacer”

"Obviamente que me voy a reunir con Adeom", apuntó. "Trataré de imprimirle una impronta personal a esta gestión, que tenga que ver mucho con lo generacional", agregó, y dijo que muchas cosas seguirán en la línea de Martínez.

Daniel Martínez presentó la renuncia a la Intendencia de Montevideo para dedicarse completamente a la campaña electoral. El primer suplente era Óscar Curutchet, pero renunció a la posibilidad de asumir después de presentarse como candidato a la presidencia de la AUF. La segunda en la línea de sucesión era Fabiana Goyeneche, del sector Casa Grande del FA, pero decidió seguir como directora de Desarrollo Social de la Intendencia y participar en la campaña.

Tras estas dos renuncias, quien finalmente asumió es Christian Di Candia, que se desempeñaba como prosecretario de la Intendencia.

¿Qué desafíos tiene por delante? ¿Seguirá con la línea de Martínez? ¿Qué espera para su gestión?

Fue un proceso intenso, pero también absolutamente transparente. Hubo opciones constitucionales, de opciones personales y conversaciones dentro del equipo para arribar a la mejor solución para la administración y para el proyecto político en general. El renunciamiento de Óscar y Fabiana de es una altura política y de una grandeza que yo valoro mucho.

Daniel manejó los tiempos con calma. Le dio lugar a este proceso con tiempo. Cuando entendió que estaba terminado, presentó la renuncia. Hoy será estudiada la renuncia en la Junta Departamental. Juan Canessa ocupará el cargo de prosecretario.

En principio, los directores serán los mismos, salvo alguna definición que pueda haber en las próximas horas. Tengo 37 años. Seguramente sea de los intendentes más jóvenes.

Voy a tratar de terminar de solidificar todos los procesos de transformación que propuso esta administración. Creo que esta va a ser una administración que va a haber transformado muchísimo Montevideo. Trataré de imprimirle una impronta personal que tiene que ver mucho con lo generacional.

Intentaré una transformación cultural en el sistema político, acostumbrarnos a que en determinados cargos de responsabilidad no hay que peinar canas para poder asumirlos.

No podemos tener siempre la cantidad de camiones o trabajadores acorde a lo que se recoge de basura en los últimos 15 días de diciembre. Para eso, vamos a seguir con el proceso licitatorio.

Daniel desde el inicio le dio muchas reuniones a Adeom. Obviamente que me voy a reunir con Adeom.

Estoy convencido de que hubo un cambio en el tema limpieza. Este año no hubiese habido problemas a no ser por el conflicto sindical que se desató. A largo plazo, este sistema dará mayores resultados. Lo que está faltando es apostar al cambio cultural, ese tema está costando mucho. Nos sigue costado la clasificación, el reciclaje y la buena conducta.

Yo no soy testaferro de Daniel, tengo mi propia personalidad, mis propias ideas, si hay que hacer modificaciones las voy a hacer. Daniel me aconsejó que me cuidara, que dedicara tiempo a pensar, que no me distraiga, que sea fiel a lo que creo.

Las designaciones que hizo Daniel no fueron por cupo político, fueron por idoneidad y por la capacidad de diálogo político. Pretendo mantener la misma filosofía. Si bien la campaña electoral tiñe todo lo que sucede en Uruguay, nuestra gestión va a estar dedicada a la Intendencia y a las necesidades de la gente.

Existe una convicción de que la gestión se hace en base al presupuesto, que la gestión parte del presupuesto. Y eso funcionó así desde el día uno. Todos los departamentos tuvimos que reducir entre un 10 y un 20 % los gastos de funcionamiento, excepto el sector Limpieza. Los números positivos nos han generado la posibilidad de hacer nuevos proyectos que no estaban en el presupuesto.

Es real que el tema de las ferias es un problema en la ciudad, en el sentido de que en la misma cuadra convive el feriante, el garrapiñero, el tortafritero, el mantero, y los vendedores ambulantes sin permiso. Todas esas posiciones e intereses conviven en la ciudad.

La burocracia es un conjunto de garantías también. Y eso es importante.

Me sorprendió mucho que alguien pudiera pensar que yo podía hacerme un video manejando. Todos me pidieron que sostuviera mi formato de comunicación. Pretendo seguir sosteniéndome como soy. Estoy viendo cómo me voy a manejar con las redes. Pretendo mantener el manejo de mi Instagram.


Las Más Vistas