Científicos de la FING usan aserrín para producir biocombustible: “Tratamos de darle mayor valor a ese residuo de la industria”

Claudia Lareo, jefa del departamento de Bioingeniería de la Facultad de Ingeniería, explicó cómo obtienen butanol y las oportunidades productivas que eso podría traer.

Todos los años se desechan 50.000 toneladas secas de aserrín en nuestro país. Sin embargo, científicos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República encontraron que este tipo de desperdicio del eucalipto, residuo de la industria forestal, puede convertirse en un biocombustible, en particular, en butanol. ¿Qué importancia tiene este hallazgo y qué usos podría dársele al producto?

Hace unos años tratamos de revalorizar el aserrín de eucaliptos. La idea del proyecto es tratar de darle mayor valor a ese residuo de la industria no solo para energía sino para la producción de butanol, que se puede usar como combustible o solvente en industria.

El butanol, comparado con el etanol, tiene más contenido de energía que el etanol y se puede mezclar en mayor proporción. Además tiene como ventaja de que puede usarse como combustible de aviación.

El aserrín es un material compuesto que tiene muchos componentes, dentro de los cuales hay azúcares que fermentamos para convertirlos en butanol. El azúcar no está fácilmente disponible en el aserrín. Hay que romper esa estructura. Lo que hacemos es llevarlo a un reactor con altas temperaturas. Después queda un líquido donde está el azúcar y los microorganismos se alimentan y crean el butanol.

Nosotros fermentamos la celulosa, se hidroliza con encimas que liberan glucosa y se transforma en butanol.

En ese proceso se libera un líquido y un sólido, que es la celulosa. En el líquido podemos usarla porque tiene probióticos y otros componentes que tienen mayor valor que los biocombustibles.

UPM fue la que nos provee el aserrín de eucalipto, un residuo de procesamiento. Ellos están tratando de valorizar. UPM 2 está previsto que tenga una caldera para el aserrín.

Es una tecnología que UPM podría comprar. Es el objetivo. Una empresa uruguaya manifestó interés en usar el aserrín.

Podría ser que se desarrolle esto en el mundo si se lo vendemos a UPM.

Hallazgo

Empezamos a trabajar en butanol por 2012 porque Ancap manifestó interés como alternativa en la producción. Empezamos trabajando con materiales de ALUR Bella Unión. Ahí teníamos azúcares más fácilmente fermentables. También pensamos otros elementos de economía circular. Surgió la posibilidad de usar aserrín, que es bastante complejo. Hay que liberar los azúcares para luego fermentarlos.

Lo ideal es que esto esté cerca de la misma planta, porque el transporte del material es costoso. La logística del transporte y su densidad es baja por lo que tiene un costo extra.

No solo producimos butanol sino que también tratamos de especializarnos.


Las Más Vistas