Experto en seguridad afirma que los delincuentes que explotaron el cajero del Punta Carretas no eran “improvisados”, pero que el robo “les salió mal” – Teledoce.com

Experto en seguridad afirma que los delincuentes que explotaron el cajero del Punta Carretas no eran “improvisados”, pero que el robo “les salió mal”

"Si ponés poco gas, no reventás el cajero; si ponés mucho gás, no solo lo reventás sino que quemás el cajero", explicó.

La modalidad de explotar cajeros automáticos comenzó a verse en Uruguay en setiembre de 2017 y desde ese momento hasta el 14 de enero suman un total de 78 dispositivos violentados.

De esos 78 ataques, en 32 oportunidades se concretaron las explosiones (7 con sistema de entintado) y hubo 46 tentativas.

Abordamos el tema junto a Edward Holfman, consultor y experto en seguridad.

El robo en Punta Carretas tuvo muchas cosas diferentes. No utilizaron la garrafa de 13 kilos. Cuando ya iban cerca de 40 cajeros ya se veía que la modalidad había cambiado, sobre todo por el tipo de explosión. Se empezó a usar el acetileno y se dejó el supergás.

El gas acetileno lo usaban los chilenos. Se vacía en menos tiempo y la explosión es mucho mayor. El tema es que es muy inflamable y se pueden generar incendios muy grandes.

Importamos no solo a los chilenos para los cajeros, también a los mexicanos que robaron una joyería, tenemos venezolanos y argentinos en la clonación de tarjetas, y cubanos en la trata de personas. Es otra delincuencia.

Para robar un cajero, tenés que tener la información de que no está entintado y de que tiene plata, sino no se explica que se arriesguen a asaltar un cajero ubicado en un lugar como el Punta Carretas, que tiene guardias y cámaras.

Si ponés poco gas, no reventás el cajero; si ponés mucho gás, no solo lo reventás sino que quemás el cajero. El robo en el Punta Carretas salió mal, les salió mal, pero no son improvisados, porque sino no hubieran ido a ese lugar. No eran gente improvisada.

Ya pasó un año desde que empezó esta modalidad. El entintado funcionó en casi todas partes del mundo. Tiene que ser un entintado bueno. Tiene que entintar a todos los billetes y que entiten más del 20 % del billete.

La reposición de un cajero automático completo es de cerca de 12.000 dólares. Con los robos ya hemos perdido dos millones y medio de dólares.


Las Más Vistas