Lo que hay que saber sobre la bacteria Vibrio Vulnificus, que provocó tres muertes en Uruguay

Se encuentra en el agua marina e ingresa por una herida previa. Los síntomas: malestar general, fiebre y lesiones cutáneas.

Según explicó la Dra. Raquel Rosa, directora general de Salud del Ministerio de Salud Pública, “es una bacteria que está presente en las aguas cuando tiene condiciones de alcanilidad, con aguas calientes, forman parte de lo que se encuentra habitualmente en el agua”.

Rosa explicó que no es habitual contagiarse con la bateria porque necesita una herida para entrar y además ciertas condiciones de salud para poder proliferar. “Es raro contagiarse porque es una bacteria oportunista. No afecta a todo el mundo por igual, tiene que tener algunas condiciones como heridas en la piel y además condiciones de salud para que la bacteria pueda proliferar. Hay muchas personas que ingresan al agua y están en contacto pero no están en riesgo de infección. Algunas personas con alguna patología previa puede desencadenar la gravedad”, indicó.

La directora general de Salud explicó que desde el 2011 el Ministerio de Salud Pública ha detectado casos. “Hace varios años que tenemos identificados casos con este tipo de bacteria, pero hay noticias que son impactantes porque fallecieron personas. Por eso hemos informado a los equipos médicos para que puedan detectarla”, sentenció.

El año pasado se detectaron dos fallecimientos por esta bacteria. Este año fallecieron tres personas y hay una cuarta que está grave. No se ha conocido quiénes son las personas fallecidas, pero Rosa indicó que son personas añosas, con alguna enfermedad debilitante y con una herida en la piel que permitió el ingreso de la bacteria. Todos visitaron distintas playas, “no es relevante decir en qué playas sucedió porque es un fenómeno presente en las aguas, puede estar en cualquier lugar”, indicó Rosa.

Los síntomas: “Es lo que denominamos una celulitis. A partir de una entrada cutánea, lo que ocurre es una alteración. Pueden aparecer vesículas, dar fiebre y mal estado general. Las vesículas pueden irse transformando como en unas ampollas sanguinolentas”, explicó.

El tratamiento existe y es con antibióticos.


Las Más Vistas