Aumentaron los siniestros de tránsito vinculados con los deliverys: ¿cómo se explica este fenómeno?

Abordamos el tema junto a Rodolfo Vázquez, subgerente general del Banco de Seguros del Estado (BSE).

Unos 8.000 deliverys salen a diario por las calles de todo Uruguay, y la mayoría está en negro: se fundó el Sindicato Único de Repartidores

"Todos tenemos la misma problemática: la informalidad total, en un rubro bastante sacrificado", apuntó el presidente del sindicato.

Se calcula que hay  8.000 personas que diariamente salen a trabajar como delivery por las calles de todo el país. Si bien el medio que predomina es la moto, en los últimos meses aumentaron los trabajadores que se ganan la vida en bicicleta e incluso a pie.

Se calcula que el 80 % de los trabajadores desempeñan sus labores en “negro”, ese fue uno de los motivos por los que recientemente fue creado el Sindicato Único de Repartidores (Sinurep).

Abordamos el tema junto a Andrés Palermo, presidente del Sinurep.

Tenemos 300 que integran el sindicato, y contactos de compañeros que quieren afiliarse.  Notamos primero que el sueldo era muy bajo y teníamos que mejorar esa condición. Todos tenemos la misma problemática: la informalidad total en un rubro bastante sacrificado.

El 80 % estaban en negro. Dentro de esa cantidad, los que aportaban lo hacían en muchos casos por menos días de los que en realidad trabajaban.

Podemos ser empleados de la casa de comidas, que en ese caso es donde el trabajador está mejor. Tenemos las cadeterías. Y ahora la nueva modalidad de las aplicaciones, que de alguna manera dan un retroceso en lo que se había logrado en cuanto a derechos.

Las aplicaciones obligan a abrir una empresa unipersonal: no tenemos mutualista, no cobramos aguinaldo y nadie nos cubre si tenemos un accidente.

Un trabajador que reparte, normalmente hace cuatro horas en la noche o al mediodía. Hay desde 75 a 100 pesos la hora. Los casos de 120 pesos la hora son los mejorcitos. Todo el mantenimiento de la moto va por cuenta del trabajador: tenemos que invertir para poder trabajar.

La idea es trabajar en cambiar la situación y en poder educar a los trabajadores.

La Intendencia de Montevideo regulará las plataformas digitales que venden alimentos

Según la comuna, los repartidores de comida que circulan en bicicleta por Montevideo están trabajando sin habilitación.

En las últimas semanas, a los vehículos que circulan por Montevideo se les sumó un nuevo integrante: personas que transportan comida en bicicleta. Esta nueva modalidad de deliverys es potenciada por las plataformas digitales.

Sin embargo, hasta ahora funcionan sin la habilitación de la Intendencia de Montevideo, que desconoce las condiciones en las que viaja la comida.

Según informó a Telemundo el director de Regulación Alimentaria, la comuna capitalina intimó a Pedidos Ya para que se regularice.

Deben presentar los contenedores y la Intendencia evaluará si obtienen la habilitación.

El titular de Regulación Alimentaria aseguró que la otra empresa que funciona con repartidores de comida en bicicleta, la española Glovo, se presentó de manera voluntaria pero aún no obtuvo la habilitación.

“Alguien que transporta alimentos en condiciones como los deliverys debe guardar determinados requisitos, por ejemplo el de la temperatura o en las condiciones en que se trasladan esos alimentos, porque a veces provienen de lugares que sí están habilitados pero a la hora de trasladarlo hacen que esa seguridad que tenían en el local la pierdan en el traslado”.

La Intendencia de Montevideo prepara una normativa que reglamentará el comercio electrónico de alimentos y que permitirá aplicar sanciones a las empresas que lo incumplan.

Estará pronto dentro de un mes y les exigirá a las plataformas que se registren como empresa de alimentos. También deberán estar registrados y con la habilitación de Bromatología todos los comercios con los que trabajan.

“En aquellos casos que hemos ido porque hemos tenido casos de intoxicación nos hemos encontrado con domicilios particulares, o terrenos baldíos, o domicilios inexistentes o galpones, por lo tanto lugares que no solo no tienen la habilitación, si no ni siquiera reúne  las condiciones de ser habilitado”.

La empresa Pedidos Ya aseguró a Telemundo que  continuará respetando las regulaciones que comprenden al sector y que están dispuestos a efectuar los ajustes correspondientes en caso de modificarse la normativa.

Cuatro de cada diez accidentados en el tránsito en ocasión del trabajo son repartidores

Desde este año, los repartidores tienen que realizar un curso de capacitación obligatorio.

Cuatro de cada diez accidentados en el tránsito en ocasión del trabajo son repartidores. Las cifras son preocupantes porque van en aumento y también la gravedad de las lesiones, las secuelas o la muerte.

Existe una comisión tripartita que la integran Fuecys, Cambadu, la Cámara de la Alimentación, las farmacias y el Estado (BSE, Unasev, Inefop), para trabajar en el problema.

Para revertir en parte esta situación desde el 1 de enero de 2018  y a través de un decreto se estableció que todo trabajador que se desempeñe como repartidor deberá aprobar un curso de capacitación, brindado por Inefop.

El inspector general del Trabajo, Gustavo Rey dijo que las cifras preocupan, porque los accidentes de repartidores en motocicleta representan aproximadamente un 2,5 % de la totalidad de los accidentes laborales.

Una actividad de riesgo

Gabriel Pérez hace 15 años que trabaja como delivery, comenzó en una pañalera y hoy lo hace para dos locales de venta de pizzas y chivitos.

Asegura que muchos de sus colegas trabajan en la informalidad, sin seguro y sin libreta de conducir.

Gabriel reconoce que muchos repartidores no respetan las normas del tránsito y circulan a contramano o con las luces apagadas. Lo adjudica a la presión por llegar en el menor tiempo al lugar de entrega y lograr una buena propina.

En algunos lugares, cuando son muchos repartidores, también hay competencia por las entregas.

Un delivery puede ganar entre 70 pesos a 100 pesos la hora y muchas veces tiene que pagar el combustible y el seguro del vehículo.

Para Gabriel hay dos realidades bien diferentes cuando se trabaja de día no hay tanta presión como en la noche, cuando están más expuestos a los robos, a los controles policiales que los retrasan y la exigencia y tolerancia de los clientes cambia.

 

El Ministerio de Trabajo comenzará a fiscalizar que los repartidores realicen los cursos obligatorios

Compartimos la opinión de los trabajadores.

Desde el 1º de enero los deliverys están obligados a realizar cursos de capacitación. Incluyen temas como la seguridad vial, derechos laborales o el transporte de mercaderías.

Daniel Moyá,  uno de los trabajadores del rubro, opinó al respecto de la nueva normativa:

Para mí ya es básico. Todos sabemos que cruzar en luz roja no se puede, pero hay momentos que en lugares que nos sentimos más presionados por cantidad de trabajo tenemos que hacer cosa como pasar por arriba de una vereda. Todos sabemos que no se puede hacer pero hay que hacerlo. Hay mucha demanda y uno tiene que andar ágil en la calle.  Me parece que está bien por un tema de regularizarnos. Yo hace seis años que trabajo en este rubro y hay muy poca regularización.

Por otra parte, Sebastián Trías opinó:

Por cosas que nos mandan a hacer está bien. Los cursos y poner en regla las motos creo que está bien porque no en todos los lados están así. Yo por ejemplo hace nueve años que trabajo de esto. Hay muchos que se suben a una moto, se ponen un canasto y ya son deliverys.

Los repartidores consultados reconocieron que infringen normas de tránsito: “A eso te lleva el tema del trabajo. Uno que tiene familia cuantos más pedidos saca, más propina hace. Uno lo mira por ese lado. Lamentablemente no andamos muy bien, es que no nos queda otra”, dijo Trías.

Nené Fernández Rivero opinó que la situación de los deliverys "está jodida porque la mayoría de los accidentes son por parte de los deliverys. Trabajo en turno de tarde y noche. En la noche que estamos casi todos los deliverys, no respetamos mucho. Tengo que frenar en un semáforo en verde por las dudas de que se me mande otro".