Joselo López: "No hubo negociación colectiva; se nos convocó para decirnos cuál era la definición del Poder Ejecutivo"

Días atrás se anunció el aumento que tendrán este año los funcionarios públicos, que será de un 7%. El sindicato de trabajadores estatales no comparte el ajuste establecido porque considera que, al mantenerse por debajo de la inflación, no cumple con el acuerdo establecido y genera una pérdida de salario real para los empleados.

"Rebaja salarial" denunciada por los funcionarios públicos

Una de las principales variables de ajuste del gobierno viene siendo del sector público. También por la pérdida de trabajo del sector lo que le ha generado un ahorro importante al gobierno. En la parte de los funcionarios civiles de la administración central, que son casi 20 mil trabajadores y se perdieron en el 2020 , 1700 puestos de trabajos porque no se llenaron las vacantes. Esto ha significado en el 2020 más de 980 millones de pesos de ahorro al Poder Ejecutivo y en el 2021 más de 1900 millones de pesos, durante dos años 3 mil millones de pesos se ha ahorrado en función de no llenar los cargos vacantes que se han venido generando en el Estado y esto se le suma a esta rebaja salarial que se acumula con la del año pasado. En el 2020 la inflación fue de 9.41% y el ajuste en los salarios públicos fue de 4.41%, o sea, que perdimos un 5%, eso nosotros estábamos dispuesto y estuvimos a punto de llegar a un acuerdo con el Poder Ejecutivo de poder firmar un convenio hasta por los cinco años, asumiendo una rebaja salarial durante el primer año por lo que estaba viviendo el país, pero con el compromiso del presidente de que se iba a recuperar a lo largo del periodo, pero esto que sucedió ahora no estaba en nuestra órbita. El país ha crecido económicamente por encima por lo que ha previsto el Poder Ejecutivo. No solo impacta en el sector público, sino que contrae el índice medio de salario donde se ajustan las pasividades, y los jubilados y pensionistas tendrá una reducción. Se rebajan los salarios públicos, privados, las jubilaciones y pensiones y esto impacta en el mercado interno y sobre todo en la economía social de barrio.

No hubo negociación colectiva. Hubo reunión que se nos convocó para decirnos cuál era la definición del Poder Ejecutivo. Este años vamos a convocar a las partes para empezar a ver cómo se cuantifica la perdida y cuál es el camino de recuperación que puede haber.

Déficit personal

Si hay exceso o no de funcionarios puede ser discutible. En el Ministerio de Defensa puede haber exceso de funcionarios.

El Ministerio de Ganadería, uno de los lugares donde el déficit se notaba más, hubo una excepción del Poder Ejecutivo y se contratará algunos más.

Lo que nosotros vemos es que los servicios esenciales que tiene que cumplir el Estado cada vez tienen más dificultades. Hoy hay turnos que están liberados en paso de Frontera, porque no hay personal para cumplir esa función. En la construcción llegaron a tener más de 2000 funcionarios y hoy tienen 300 y 400. Hay un gran déficit en la infraestructura.

Se ha reducido las políticas sociales. El MIDES ha tenido dificultades para poder aplicar las políticas desde la propia administración se está llevando adelante. Un caso que conozco de cerca, el INAU prácticamente en dos años se perdieron 700 puestos de trabajos y se recuperaron unos 300. Hoy los servicios de 24 tienen una situación muy compleja.

Se anuncian, pero nunca se concretan. Es difícil porque hay personales especializados para cada una de las áreas. Por algo no se hace. No es porque se ponga un palo de la rueda por parte del movimiento sindical, en realidad pasa lo que nosotros hemos anunciado. No se aplica los proyectos porque después cuando le tocás las chacritas a jerarcas del Estado son los que ponen la plancha en el pecho. Cada cual defiende su lugar y ahí es que tenemos dificultades. Se hace una tabla rasa que termina perjudicando a sectores que no deberían perjudicarse.

Fue un decreto unilateral del PE, el ajuste se procesará, dejamos constancia en el acta de que no estamos de acuerdo con el ajuste. Seguramente si no avanzamos en la misma dirección que entendemos que debemos avanzar para ir recuperando el salario, compromiso asumido por el presidente de la República, seguramente habrá conflictividad.

Hay movilizaciones y planteos concretos en diferentes sectores de la administración públicas particulares de cada sector.

Hay un correctivo para el año que viene que no lo hubo para este año. Se acumuló una pérdida para este año. Se ajusta por debajo de la inflación lo que hace perder poder adquisitivo, esto no impacta solo en la economía en lo público sino en general. Marca claramente un posicionamiento del Poder Ejecutivo donde los sectores populares siguen siendo rebaja de salario y reajuste de funcionarios.

Manifestaciones

Son situaciones diferentes. Lo que pasó en Tres Cruces fue brutal. Se disparó contra una manifestación que se estaba desarticulando entre los propios trabajadores. Rompe los ojos y hay una situación compleja.

En el puerto por suerte no pasó a mayores gracias a la intervención del propio presidente del Pit-Cnt que habló con el ministro. En esta movilización que hicimos el miércoles pasado, cuando se acercó Santiago González para hablar con nosotros lo acordamos en muy buenos términos y no hubo ningún inconveniente.

Cuando se llega tomar una medida de esa característica porque se han agotados todos los espacios de negociación. Las medidas se incrementan a medida de las propuestas patronales.

Los transportistas de carga que estaban defendiendo un planteo de hace años que sobre pasa las condiciones de trabajo que debe tener un trabajador. En este caso puntual del puerto de la intervención de la Policía, había una llamada con el propio ministro que le había dado el tiempo para llegar allí y sin embargo se dio lo que se dio y se vio en todos los canales. Una situación desmedida por parte de la actuación del Poder Ejecutivo y del Ministerio del Interior. En determinado momento se toma la decisión de cortar una calle o algún espacio transitable eso se hace para generar la reacción y buscar una respuesta a los planteos que se están haciendo.

Una amplísima mayoría que indicó que el sindicato policial es parte del Pit-Cnt, hay trabajadores que no están de acuerdo con esto y tienen su derecho de expresarlo, pero siempre en el marco del respeto. Creo que hay un poco de levadura en el artículo de El País, pero la resolución del congreso es soberana. No hubo ningún grito, sí hubo discursos encendidos.

Es absolutamente rechazable. Nosotros entendemos que la fuerza represiva fue absolutamente desmedida para la situación que había, cuestionamos eso y lo hablamos con el sindicato policial, que sacó un comunicado. También hubo otra parte del sindicato policial de Maldonado que tuvo una expresión más contundente, pero son parte que tiene que vivir el sindicato policial.

Nadie se enteraba lo que estaba pasando, ni en Tres Cruces ni lo que pasó en el puerto. Una brutal represión fue lo que pasó en Tres Cruces. Lo de Diverio es una posición de Diverio. Yo creo que hubo una posición desmedida. No tengo información si hubo actitudes desmedidas desde los transportistas hacia trabajadores del puerto.

INISA

El tema es que no es que nosotros hagamos nuestra interpretación, fue el planteo directo después del llamado de comisión que hizo Cabildo Abierto, que dijo que había que cerrar el INISA y privatizarlo. Vimos a Gustavo Viviano despegándose de esa situación, no tiene ni siquiera marco legal para hacerlo. A nosotros nos lleva a pensar que parte de todo este desastre de gestión dentro del INISA tiene que ver con una política que se quiere desarrollar, la directora del INISA es de Cabildo Abierto. Hago una lectura de lo que terminó pasando en el parlamento.

En algún momento llegamos a tener más de 1000 gurises en privación de libertad y hoy tenemos unos 300. Hoy hay serias dificultades con la dirección. Esperemos que con la nueva integrante que asumirá en el directorio se pueda encausar en la institución que está teniendo problemas que no debería tenerlos.

Suicidio de funcionario policial

Situaciones límites, a veces la gente común relaciona la complejidad de la persona con los delitos que comete. Cuando nosotros explicamos que no es tan así, no lo logran entender. Puede haber cacho de menores de edad privados de libertad que hayan cometidos delitos importantes como puede ser un homicidio, que dentro de su trayectoria de su privación de libertad hayan sido dócil y se hayan recuperado, y otros jóvenes con delitos menores que terminaron su privación de libertad están totalmente sacados y nadie puede con ellos. Y en este caso l a trayectoria en su vida ha sido de mucha violencia

Germán Aller: "Uruguay tiende a tener una política criminal de corte más represivo" y "con contradicciones"

El capítulo de seguridad de la LUC es el de los más polémicos donde el gobierno centra su defensa de la LUC, pero la oposición justamente es uno de los capítulo que más critica. Recibimos al criminólogo Germán Aller, quien habló sobre la situación de la seguridad en Uruguay, los cambios en seguridad que trajo la Ley de urgente consideración y el aumento de los delitos en los últimos años. También conversó sobre las ampliaciones en la legítima defensa.

Seguridad Pública

La política criminal es una ciencia, no es una afirmación coloquial. Es definitiva en lo que establece el legislador. Un código penal por ejemplo es un plan de política criminal. Luego se puede distinguir si es bien o mal. Lo que ha planteado el legislador uruguayo es un criterio de política criminal que se puede disentir. Si uno comparte la línea política criminal que ha trazado el legislativo, ahí puedo hablar por título personal, que no lo comparto. Luego habría  que desgranar todos los aspectos, la legítima defensa, la intervención del policía. Lo que ha  hecho Uruguay es afirmar una línea de política criminal oscilante que se venía planteando desde por lo menos 1995 con la implementación de la Ley 16.707 que es la de seguridad ciudadana.

Uruguay ha venido con altibajos manteniendo una línea política criminal cada vez de mayor restricción desde el punto de vista punitivo, es decir, más cantidad de delitos que se puede discutir de cada uno si está bien o si está mal, pero lo cuántico es incuestionable. Más penas, porque por más delitos no es necesariamente más penas, suele haber un correlativo pero no necesariamente. Menos posibilidades de acceder a la libertad, en definitiva más criterios restrictivos.

Han sido distintas administraciones, dos coloradas, tres del Frente Amplio y ahora una multicolor con predominancia blanca, la mayoría de los partidos políticos han optado por este camino. En ese sentido cada cual es distinto, incluso dentro de una propia administración hay variaciones político criminal, pero en este caso al menos esa línea común está con algunas excepciones. En la de Batlle se sacó una ley de prisión preventiva, lo cual bajaba un poco de decibeles de todo esto, en la primera administración de Frente Amplio se llevó a cabo la Ley de humanización con todos sus defectos y críticas, pero que pretendió descomprimir, ahora en esta misma administración hay proyectos que pretenden de alguna manera descomprimir situaciones. Uruguay tiende a tener una política criminal de corte más represivo estadísticamente con algunas contradicciones. Uruguay tiene un problema grave, no tiene una buena política criminal y no tiene una mala política criminal. Uruguay carece de una política criminal definida. Uruguay quiere preservar de alguna manera ciertos aspectos de liberalismo que muchos podrán criticar, pero que otros están convencidos que hay que cuidar.

Lo que podemos manejar es un campo técnico y estadístico que nos hace más especializados. hay una fuerte aparente discrepancia entre el común de la gente y lo que puede sostener la academia. Hay que tomar en cuenta que el ciudadano parte del supuesto que la pena es una suerte de venganza o revancha y que solo hay pena cuando la persona está recluida. Desde el punto de vista estadístico en el mundo, es decir, nuestra cultura básica, continental europea, americana, más del 50 % de las causas criminales y que entendemos correctamente resueltas no hay reclusión. El primer elemento es que se combate el delito con la pena, eso es una afirmación entendible y razonable, pero no es correcta, no es efectivamente así. La medicina no cura las enfermedades al barrer. El mejor médico termina siendo la prevensión de cada uno en su casa y cuidándose, con esto quiere decir de que hay una imagen de que el delito se combate estrictamente con lo represivo, lo represivo tiene que estar, pero hay que administrarlas con la misma ponderación que otros recursos. Si partimos del supuesto de que con más construcción de derecho penal vamos a disminuir el delito no estamos teniendo en cuenta algo básico de la ecuación y es que si construyo más derecho penal inequívocamente tengo más delitos porque he definido más conductas como delito. No es el caso solo de la LUC, la LUC es un capítulo más, muy importante, pero no es el único, no es el primero y no será el último ni con esta ni con otras administraciones de políticos.

Uruguay se debe a un debate más profundo en el campo técnico, sin despreciar y sin dejar de tener en cuenta de que el político es el que decide. En lo personal  la LUC no me gusta y, ¿qué hago al respecto? Tengo que cumplirla porque soy súbdito de la ley.

No lo ha resuelto ni Inglaterra, ni Alemania, ni España. La parte educativa y cultural, que no implica solo pensar en barrios carenciados, el delito está presente en todos los lugares. Hay delitos de violencia en todos los estratos sociales. Hay excesos en el ámbito de cargo de poder. Para combatir el delito necesitamos aspectos culturales, además también educativos con la gente con cuál es el referente de la pena. Qué es lo que está bien y que mal, qué es lo que es correcto y no correcto, más énfasis en esos aspectos.

Desde que Uruguay volvió a la democracia, todas las administraciones han tratado lograr una mejor función policial y separarla de aquel viejo resabio de su proximidad a la dictadura. Se ha hecho con altibajos, pero se ha hecho una tarea bastante buena en todas las administraciones cada cual con su aire. Lo que nos ha pasado es que todavía seguimos cargando con una mochila muy pesada con una falsa asociación de la policía con autoritarismo cuando no debería ser así.

Lo que dice la LUC sobre que respalda más al policía es una afirmación de corte político. Uruguay ha venido luchando de mejorar la vinculación con la policía. El policía cumple un montón de roles sociales y no solo la de aprehender un ciudadano.

Claro que necesitamos más patrulleros, mejor equipamiento, pero necesitamos también cambios cualitativos.

Muchas veces el policía dice que no quiere tener determinada atribución que lo coloque en una situación para nada deseable.

Legítima defensa

A Zubía le tengo una altísima estima, eso no quita que no concuerde con él. El cambio que introduce el artículo 1 es sobre lo locativo, dónde se puede producir, en realidad respeto a quienes escrito, pero no concuerdo en absoluto. Referís a la dependencia del domicilio. Es completamente redundante. Las descripciones son problemáticas. Al describir tanto en lo locativa es la lógica del intérprete de que si describió tanto de una cosa y no de la otra, está comprendido. Hay que utilizar las mínimas palabras justas y precisas. El cruce de bienes jurídicos era el tema que preocupaba a los redactores por eso se agregó un párrafo correcto en varios aspectos, pero barroco en la descripción para el lector, no se entiende que quiere decir sobre la legítima defensa patrimoniales. Lo que se dijo de los bienes patrimoniales siempre estuvo contemplado y con el cruce con bienes jurídicos pero sobre la medida de la racionalidad. El mensaje de la ley actualmente puede dar entender a un ciudadano honesto que tiene más protección sobre esto y no la tiene. Es una protección relativa.

Ministro del Interior propuso a Lacalle Pou tener más policías y patrulleros

Recibimos a la presidenta de SIFPOM, Patricia Rodríguez.

Un uruguayo fue detenido en el Chuy por mantener en cautiverio a una mujer durante cuatro años

Su pareja, de 39 años, fue sometida a violencia física, psicológica y sexual.

Se trata de un ciudadano uruguayo que trabaja como taxista y vive del lado brasileño de la frontera en el Chuy.

El hombre fue denunciado por la Policía brasileña por la familia de su pareja, quienes manifestaron que este hombre mantenía en cautiverio desde hacía al menos tres años a una mujer de 39 años.

Fue así que la Policía Civil realizó un allanamiento en la casa donde habitaban, y efectivamente encontró a la mujer, que admitió que desde hacía mucho tiempo el hombre no le permitía salir. Además la Policía encontró armas de todo tipo, que el hombre dijo que eran de colección.

El hombre fue detenido y trasladado al penal de Santa Victoria, donde deberá aguardar el final de la investigación. Está acusado de ejercer violencia física y abuso sexual contra la mujer.

La mujer fue derivada a un puesto de salud de la frontera, donde está recibiendo tratamiento psicológico y psiquiátrico, ya que presentó trastornos producto de los años de confinamiento.

Durante la primera quincena de enero la Policía realizó 1.388 operativos para disipar aglomeraciones

En algunos casos debió darse cuenta a Fiscalía, aunque fueron la minoría.

1388 intervenciones debió realizar la policía en todo el territorio por aglomeraciones o fiestas, según confirmó a Telemundo el Ministerio del Interior. Aunque la mayoría se disolvieron sin consecuencias, algunas registraron agresiones y hubo 12 personas derivadas a Fiscalía, informó El País.

Durante la última semana de diciembre, hasta el 28, la cantidad de intervenciones fue de 810 en todo el país. En ese período hubo una persona derivada a Fiscalía, tras los incidentes en la rambla de Atlántida.

Las autoridades continúan apelando a la responsabilidad de los ciudadanos para cumplir con las normas sanitarias establecidas.

Larrañaga respaldó a la policía y criticó al Frente Amplio

Los dichos del actual ministro del Interior generaron polémica. Debatimos al respecto con el abogado Andrés Ojeda.

Larrañaga: "Este ministro del Interior es hincha de la buena Policía"

El ministro del Interior generó un encuentro con las autoridades de las comisarías de toda la capital.

El ministro Larrañaga organizó una reunión con todos los comisarios de Montevideo, además de los encargados de todas las zonas operacionales de la capital.

Se trató de una reunión de coordinación y planificación, donde el ministro del Interior se dirigió a las autoridades y les pidió presencia policial en las calles, que salgan a los barrios y se enteren de primera mano de lo que sucede.

"Este ministro es hincha de la Policía, de la buena Policía, de la que hace honor al uniforme que porta y que representa a los valores y los principios por los cuales estamos trabajando para tener una convivencia pacífica, una sociedad en paz", dijo el ministro.

Larrañaga recibió a los medios de comunicación tras la reunión y respondió a las críticas de la oposición por los homicidios que ocurrieron en los últimos días:

"Hay mucha gente que está muy preocupada y todos los días sale a hablar en los medios de comunicación. Me estoy refiriendo al Frente Amplio, para ser claros. Yo creo que en el Frente hay gente que está enojada porque fracasaron, porque perdieron y porque no pueden soportar que estamos teniendo resultados muy superiores a los que tenían. Entonces todos los días están intentando atacar con determinadas informaciones".

El policía que mató a un hombre de 56 años en la ciudad de Rivera quedó en libertad pero emplazado

La investigación continuará adelante por parte de la fiscal Alejandra Domínguez.

La reconstrucción tuvo lugar en la mañana de este jueves, en los barrios Rampla y Cinco Bocas, de la capital del departamento de Rivera. Allí se hicieron presentes la fiscal y los investigadores del caso.

Según se pudo determinar en base a la declaración del efectivo policial, todo empezó en la zona del barrio Rampla, cuando el policía circulaba en su automóvil y se cruzó el fallecido, quien comenzó a insultarlo.

El efectivo policial en principio hizo caso omiso a los hechos, pero el hombre mostró que tenía un arma en la cintura, mientras continuaba con los insultos.  Fue en ese momento que comenzó la persecución y al llegar a la zona del barrio Cinco Bocas, el fallecido de 56 años y con varios antecedentes penales, se llevó la mano a la cintura y amenazó con sacar el arma. Allí, el Policía sacó su arma de reglamento y le disparó.

En horas de la tarde de este jueves la fiscal del caso resolvió dejar en libertad, aunque emplazado, al policía. Continúa la investigación de este hecho.

Dos jóvenes fueron formalizados por el homicidio del sargento Jorge Martínez

Fueron imputados por encubrimiento y se les dispuso 45 días de prisión preventiva como medida cautelar mientras continúa la investigación.

La fiscal de homicidios Mirta Morales imputó este miércoles a dos jóvenes de 18 años por encubrimiento.

La Justicia dispuso prisión preventiva por 45 días como medida cautelar, mientras continúa la investigación. Según supo Telemundo, para los investigares, los jóvenes formalizados fueron los que enterraron el arma que le robaron al Sargento Jorge Martínez, el día que lo asesinaron en los accesos a Montevideo.

Esa pistola fue encontrada por la Policía a los pocos días en una vivienda del barrio La Paloma, en el Cerro de Montevideo.

El balance del operativo de seguridad para el clásico: "Agradezco a la sociedad por el acatamiento"

Eduardo Darnauchans, jefe del operativo, explicó que detuvieron a cinco personas y que se pensó el operativo para que la gente no llegara al estadio.

Este fin de semana volvió el fútbol y ayer se llevó a cabo un partido muy especial: el clásico entre Nacional y Peñarol en el Estadio Centenario, que terminó en empate. Cinco personas resultaron detenidas durante del operativo que llevó adelante la Policía y que buscó, además de preservar la seguridad, evitar las aglomeraciones en el marco de la emergencia sanitaria.

Fue todo un desafío con un clásico distinto a otros. Es mi tercer operativo clásico. El Ministerio del Interior y la Jefatura de Policía coordinaron días antes el operativo. Incluso llegaron audios en que las hinchadas planeaban hacer unas caravanas.

En dos oportunidades, los vehículos sortearon el control que se hacía en una senda contraria. El vehículo fue alertado en Parque Batlle y se lo detuvo. Llevaba fuegos artificiales, un arma blanca, municiones y sustancia vegetal. Otro era un brasileño detenido en Garibaldi que tenía requisitoria.

Los cinco detenidos surgieron de esos dos vehículos. Agradezco a la sociedad por el acatamiento.

El ómnibus que llevó a Peñarol nunca paró su marcha por el estadio, solo aminoró y siguió.

Un clásico normal lleva entre 1.000 y 1.100 policías. La planificación se pensó para que no llegara la gente al estadio. Las terminales de ómnibus tenían presencia policial y en las jefaturas de Canelones y San José ya contaban con contacto.

Una vez finalizado el operativo, se hacen recomendaciones sobre algunos ejemplos. El desplazamiento de las delegaciones está a tener en cuenta y el resto queda en órbita policial.

Fue imputado un menor de 16 años por el homicidio del policía Jorge Martínez

La Justicia le tipificó homicidio especialmente agravado y dispuso su internación en el Inisa.

Fue enviado a reclusión por homicidio muy especialmente agravado el menor de edad que mató al sargento Jorge Martínez, asesinado el martes en los accesos a Montevideo.

Se trata de un menor de 16 años detenido ayer en el barrio 19 de Abril. Como medida cautelar se dispuso su internación en el Inisa por dos años, mientras se continúa con la investigación. "El fiscal tiene un plazo de 30 días para presentar la acusación con la medida socio educativa definitiva", informó Fiscalía a través de Twitter.

La Policía busca al coautor del crimen, un joven de 18 años que manejaba la moto en la que abordaron al agente.


Pasaron poco más de 60 horas desde que el sargento Jorge José Martínez Carrique fue asesinado hasta que su homicida cayó a manos de la policía tras un allanamiento en el barrio 19 de Abril.

Martínez fue asesinado de dos de los cuatro disparos que le efectuaron. Los otros dos tiros quedaron alojados en el chaleco antibalas que el Policía tenía puesto mientras iba a prestar servicio en la zona cuatro de Jefatura de Policía.

Los disparos provenían de otra motocicleta, conducida por un hombre mayor de edad y que llevaba como acompañante a un menor de 16 años que fue quien concretó el homicidio.

Tras los disparos, el menor tomó la moto del Policía y su arma de reglamento y fugó junto a su complice.

Ese mismo día, la moto fue recuperada por personal de investigaciones y de hechos complejos, quienes llegaron a una casa donde estaba escondida. El dueño de casa, que había desaparecido del lugar hacía 20 días, dijo a la Policía que había sido sacado a la fuerza de su casa.

El miércoles en un allanamiento los investigadores encontraron el arma del policía, en una casa del barrio La Paloma. Además encontraron dos motos, una de ellas presuntamente utilizada para trasladarse.

En esa vivienda esperaban encontrar a un menor de 15 años que era el principal sospechoso del homicidio, pero no estaba allí.

Este jueves, tras una serie de allanamientos realizados en el barrio 19 d Abril, fue detenido un menor de 16 años que según las pericias y varias pruebas presentadas, se determinó que era el autor del homicidio.

El mismo adolescente admitió haber matado al policía.  Ahora a los investigadores les faltan dos cosas: el arma con la que el policía fue asesinado, un calibre 38, y el mayor de edad que conducía la motocicleta en la que concretaron el homicidio.

Cayó el menor sospechoso de haber asesinado al policía Jorge Martínez

Fue detenido en el barrio 19 de Abril. Ahora está a disposición judicial.

Se trata de un menor de 16 años que fue detenido en el barrio 19 de Abril. El adolescente, que no tiene antecedentes penales, estaba siendo buscado por ser el sospechoso de haber disparado al policía Jorge Martínez, que fue ultimado en la mañana de este martes en los accesos a Montevideo. Le robaron la moto y su pistola de reglamento, una Glock 9 mm.

Los investigadores creen que el menor que fue detenido era quien viajaba como acompañante en la moto desde la que lo abordaron, y quien habría disparado. Ahora buscan a un mayor de edad que sería quien piloteaba la moto.

Este miércoles los investigadores encontraron en una vivienda del barrio La Paloma un arma que creen que es la del efectivo. Estaba enterrada en el predio de una casa abandonada en la que tenían el dato de que estaría.

Aún buscan el revólver calibre 38 con el que fue asesinado Jorge Martínez.