Un policía abatió a un menor de 16 años que estaba robando una moto en San José

El efectivo policial pasaba por la zona, iba con su auto particular y se encontraba de civil.

Todo sucedió durante la mañana de este viernes, sobre las 10:20 horas, cuando un efectivo policial intentó impedir una rapiña.

Dos delincuentes intentaron hurtarle la moto a una persona. Fue allí cuando se produjo primero un intercambio de palabras, luego se dio la voz alto, que no fue atacada, y finalmente se produjo un intercambio de disparos.

El policía abatió a uno de los delincuentes que intentaba fugar. El otro huyó con la moto robada, pero fue capturado cerca. El joven abatido tenía 16 años.

El efectivo policial pasaba por la zona, iba con su auto particular y se encontraba de civil. Al ver la rapiña decidió actuar de forma inmediata.

Un policía fue asaltado en Rivera: le pidieron un cigarro, lo golpearon en la nuca y le robaron el arma de reglamento

Con su caso ya son tres los policías agredidos o muertos en las últimas 24 horas para robarles sus armas.

Un policía fue agredido para sacarle el arma de reglamento en Rivera.

Eran las 4:30 horas de la mañana. Un policía de 39 años vestido de civil se dirigía a la terminal de ómnibus de Rivera para tomar el servicio de la 5:45 que lo llevaría a Maldonado, donde trabaja.

Sin embargo, no pudo llegar. En el camino, un hombre lo detuvo para pedirle un cigarrillo.  No obstante, sus intenciones eran otras. Cuando el policía se dio vuelta para seguir su camino, el hombre lo golpeó en la nuca.

El policía cayó al suelo y el hombre le robó el arma de reglamento, una glock 17 con cargador y 17 proyectiles. En el Hospital de Rivera constataron que el policía tenía una herida cortante en el labio y un hematoma en la cabeza. Cámaras de seguridad de la zona registraron el robo, pero aún no hay detenidos.

Una joven policía fue asaltada y herida con un roce de bala en Playa Pascual: le robaron el arma de reglamento

Fue atendida por una emergencia médica, trasladada a un centro asistencial y dada de alta.

La denuncia del hecho fue realizada por el padre de la víctima, un sub oficial mayor de la Policía, que señaló que su hija, una joven policía de 19 años, había sido asaltada por dos delincuentes en la zona de Playa Pascual, más concretamente en la esquina de Amazonas y Santa Mónica.

La joven llegaba a su casa luego de cumplir su turno en la zona cuatro de Montevideo, cuando fue abordada por dos desconocidos en una moto.

Los atacantes le mostraron un arma de fuego y amenazaron a la funcionaria que estaba con su uniforme de reglamento.

En determinado momento uno de los individuos disparó su arma contra la joven, quien recibió un roce de bala a la altura del cuello.

Los delincuentes se llevaron el arma de reglamento de la policía quien solicitó auxilio a vecinos de la zona. Allí fue atendida por una emergencia médica, trasladada a un centro asistencial y dada de alta.

Ahora personal policial de la zona dos de la Jefatura de Policía de San José busca a los responsables de este asalto.

Unas 400 personas acudieron al sepelio del policía asesinado en Ruta 5; estuvieron el director nacional de Policía y el futuro ministro del Interior

“Este es un momento sumamente doloroso y de duelo, para una familia, para nuestra institución y los compañeros", dijo Layera.

Cerca de 400 personas asistieron al sepelio del policía César David Texeira, asesinado este miércoles cuando iba por Ruta 5 en moto, camino a su trabajo como eventual en la Intendencia de Montevideo.

Entre quienes concurrieron al sepelio estuvo el futuro ministro del Interior, Jorge Larrañaga, quien prefirió no hacer declaraciones por no considerarlo oportuno.

“Este es un momento sumamente doloroso y de duelo, para una familia, para nuestra institución y los compañeros. Lamentablemente tenemos que despedirlo, pero si bien esto es un golpe duro para los policías, nos fortalece para continuar y nunca abandonar el cumplimiento del deber”, apuntó el director nacional de Policía, Mario Layera.

Sindicato policial: “Un policía no tiene la seguridad de qué destino tendrá si usa su arma de reglamento: ese segundo de duda le puede costar la vida”

"Es importante que la ley de urgente consideración ampare la legítima defensa presunta para que el policía pueda actuar", señalaron.

La Policía sigue buscando a los asesinos de David Texeira, el policía de 29 años que fue asesinado mientras se trasladaba con su moto por Ruta 5 a la altura de la planta de Conaprole. Texeira, que circulaba uniformado y con su chaleco antibalas puesto, recibió un disparo en la cabeza que atravesó su casco y lo mató en el acto. Los delincuentes lograron escapar del lugar con el arma de reglamento del efectivo.

Además, en las últimas horas otros dos efectivos policiales –en Ciudad del Plata y Rivera– fueron agredidos. En los tres casos fueron robadas las armas de reglamento.

Abordamos el tema junto a Fabricio Ríos, secretario general de Sifpom.

Estaba en Salto y me desperté con la noticia de lo que pasó. Dejé lo que estaba haciendo para acompañar a mis compañeros y a la familia del compañero. Esperamos que las cosas cambien y que se tome estos temas con seriedad y no que queden las cosas en el olvido, como a veces parece que pasara.

Hace tiempo que venimos haciendo reivindicaciones sobre este tema. Empezamos a impulsar la ley de presunta legítima defensa y cuando salimos a promulgarla se nos dijo que ya había nueve policías que habían abatido delincuentes, que con ellos no había pasado nada. Pero nosotros dijimos que tenía que haber un cambio porque sino se estaban poniendo parches coyunturales.

Las soluciones en el momento son parches. Los parches funcionan un período de tiempo y luego dejan de funcionar.

Un policía que no tiene la seguridad de que si usa el arma de reglamento no sabe el destino final que puede terminar… ese segundo en el que duda le puede costar la vida. Pero solo con algunos cambios o dándole esa reglamentación en la Policía no vamos a combatir la delincuencia o la violencia.

Este problema no lo solucionamos con la Policía ni con una ley de legítima defensa presunta.

Es importante que la ley de urgente consideración ampare la legítima defensa presunta para que el policía pueda actuar. Luego la parte presupuestal, para que se pueda invertir en las condiciones de trabajo policiales.

Si tenemos un policía estresado porque no tiene su casa o no llega a fin de mes, eso va a influir en su trabajo.

Tiene que haber un plan de seguridad donde se integren todos los actores vinculados al tema de la inseguridad. Esto no se va a solucionar de hoy para mañana. Hoy está la sensación de que un policía no tiene forma de salvaguardar su vida.

Hay gente que entra y no quiere ser policía, y luego está en la calle con un arma.

El policía asesinado en Ruta 5 llevaba cuatro meses en la fuerza policial; los delincuentes le robaron el arma de reglamento y fugaron

Un testigo, que está en calidad de protegido por la Policía, declaró que los delincuentes fugaron hacia la zona del barrio19 de Abril, cerca del lugar donde murió Texeira.

César David Texeira, un oficial de la Ppolicía de 29 años, circulaba en su moto rumbo al Centro de Montevideo, por Ruta 5, cuando, al llegar al cruce con Santa Lucía, desconocidos le dispararon.

Los atacantes eran dos, según indicaron desde la Policía en base al relato de un testigo que vio los hechos y declaró ante los investigadores del caso.

El trabajo policial en el lugar de los hechos determinó que a Texeira le dispararon tres veces. Uno de esos disparos atravesó el casco que utilizaba y fue el que le costó la vida.

El policía cayó de la moto y ésta siguió unos treinta metros hasta que se detuvo contra la barrera de contención de la ruta. Los dos delincuentes, que según la versión primaria estaban parados con otra moto sobre el cantero de la misma ruta, se acercaron al policía y le robaron el arma de reglamento y fugaron.

El testigo, que está en calidad de protegido por la Policía, declaró que los delincuentes, fugaron hacia la zona del barrio 19 de Abril, cerca del lugar donde murió Texeira.

Desde la Policía manifestaron que minutos antes del asesinato del policía, a pocos metros del lugar, un móvil de la zona cuatro se tiroteó con dos jóvenes en moto, que comenzaron a disparar cuando vieron al móvil policial.

Uno de los elementos que investiga la Policía es si se trata de las mismas personas que asesinaron a Texeira.

Policía Científica analiza las vainas encontradas en el lugar donde fue asesinado el policía y las que se extrajeron desde el móvil policial que resultó baleado. También analizan las imágenes de las cámaras de videovigilancia de la zona.


César David Texeira Meneses nació el 15 de febrero de 1990. En exactamente un mes, cumpliría 30 años. Había ingresado a la Policía Nacional el pasado 27 de setiembre de 2019. Ese día ingresó a la fuerza conjuntamente con su primo. Su pareja también es funcionaria policial.

El agente cumplía funciones eventuales en la Intendencia de Montevideo en el horario de 7:00 a 15:00 horas. Era contratado para cumplir tareas de vigilancia.

El Ministerio del Interior emitió un comunicado en el que señaló que próximo a las 7:00 de la mañana, una moto se encontraba estacionada con dos personas en Ruta 5 y Santa Lucía, cuando un funcionario policial que se trasladaba en moto hacia su trabajo pasó por el lugar.

El policía iba correctamente uniformado y con chaleco antibalas. Los implicados le efectúan disparos, uno de los cuales le impactó en la cabeza.

Los homicidas se acercaron a la víctima, tomaron su arma de reglamento y escaparon del lugar.

Un policía murió tras ser baleado en el marco de una rapiña en Ruta 5; estaba uniformado y tenía el chaleco antibalas

El efectivo policial estaba en su moto particular e iba a trabajar en la Intendencia de Montevideo como policía eventual.

Un funcionario policial de 29 años fue asesinado de un disparo en la cabeza mientras circulaba con su moto cuando iba a trabajar en la Intendencia de Montevideo.

Así habló el jefe de Policía de Montevideo:

“El policía circulaba en su moto personal por Ruta 5 con destino al Centro de Montevideo, donde trabaja en la Intendencia como policía. Fue abordado por una moto y le efectuaron varios disparos. Uno de los disparos le atravesó el casco. Y esa sería la causa del fallecimiento.

El policía cayó, la moto siguió circulando por unos metros más y se llevaron su arma de reglamento. El hombre se encontraba uniformado. Tenemos bastante claro que se trata de una rapiña.

El efectivo iba uniformado y con el chaleco antibalas puesto”.

Un policía que trabaja como repartidor de una pizzería fue baleado en el marco de una supuesta rapiña

El hombre se encuentra internado, pero fuera de peligro.

Todo sucedió en una pizzería ubicada en la zona de Colón, en las inmediaciones de Garzón y Santos.

Un policía que trabaja como repartidor del local gastronómico fue baleado durante una supuesta rapiña.

El repartidor iba a acudir a un domicilio por un supuesto pedido, pero fue abordado cuando abandonaba el local. Fue allí cuando lo robaron y lo hirieron de bala.

El hombre se encuentra internado, pero fuera de peligro.

El operativo Verano Azul continúa llevándose a cabo en los principales balnearios del país

El operativo Verano Azul implica la participación de 1406 efectivos policiales más de los que ya participan habitualmente.

El operativo se despliega en los principales balnearios de nuestro país, ubicados en los departamentos de Colonia, Montevideo, Canelones, Maldonado y Rocha.

Además se intensificaron varias acciones preventivas en las jefaturas de Policías con mayor afluencia de turistas durante la temporada.

También el Ministerio del Interior dispuso operativos de seguridad y controles a cargo de la Guardia Republicana y la dirección de Policía de Tránsito.

En Maldonado se concentran la mayor parte de cadetes de la Dirección Nacional de Educación Policial, trabajando en la prevención de delitos.

Además se trabaja en documentar el ingreso y egreso de personas al país, a través de la Dirección Nacional de Migraciones.

Este dispositivo especial de seguridad comenzó el 1º de diciembre y terminará en el mes de marzo.

Balance policial de fin de año y año nuevo: hubo cuatro homicidios y un incremento de los heridos de arma blanca y de fugo

Según un informe publicado por el Ministerio del Interior, la tónica de la celebración de fin de año fue la violencia.

Al igual que el feriado de Navidad, la unidad de análisis criminal de la Policía Nacional realizó un relevamiento de los hechos violentos que ocurrieron en víspera de año nuevo y el primer día de este 2020.

Según un informe publicado por el Ministerio del Interior, la tónica de la celebración de fin de año fue la violencia.

Si bien hubo menos homicidios que en Navidad y Nochebuena, cuatro, desde el ministerio no deja de preocupar esta situación.

Además, desde el ministerio se informa que se aprecia un incremento de los heridos de arma blanca, de 16 a 21 casos, y de heridos de arma de fuego, de 6 a 13, pero los lesionados sin uso de armas disminuyeron, en comparación con la misma fecha de hace un año atrás.

En comparación con las últimas fiestas, las cifras de personas lesionadas aumentaron en todas sus modalidades.

El análisis realizado por el ministerio abarca hechos violentos registrados en el sistema de gestión de seguridad pública, ocurridos entre las cero horas de 31 de diciembre y las doce de la noche del primero de enero.

Dentro de los hechos violentos, se consideran lesiones en sus tres modalidades, personales, graves y gravísimas, rapiña, violencia doméstica y homicidios. Además se contemplaron eventos que pudieran haber generado cierto grado de conmoción social, como ser incendios en la vía pública.