Gobierno, bancos y comerciantes acordaron rebajar los aranceles de tarjetas de débito y crédito

Cambadu considera que es algo positivo pero que es mínimo y que no se trasladará a beneficios al consumidor.

El acuerdo ya había sido firmado por los bancos, las tarjetas, la Cámara de Alimentación, el transporte y los feriantes. Ahora se sumaron las pequeñas empresas, la Cámara de Comercio y Cambadu.

Los aranceles para tarjeta de débito pasan de 1,5 a 1,3 % y en crédito de 4 a 3,75 %.

El convenio también agiliza el pago del dinero al comerciante que recibirá el importe al día siguiente de la compra sin importar si es un día hábil o no.

Los comerciantes lo ven como algo positivo. Pero Cambadu considera que la rebaja no se trasladará a precios.

Los beneficios acordados entran en vigencia en 60 días.

El Ministerio de Economía anunció la rebaja progresiva de aranceles de tarjetas de crédito y débito

También anunció la rebaja de 24 puntos del IMESI para las compras de combustible hasta 20 kilómetros de la frontera de Argentina y Brasil.

El Ministerio de Economía anunció la rebaja progresiva de aranceles de tarjetas de crédito y débito. Esto se va a instrumentar de manera progresiva en la medida que aumente la cantidad de transacciones.

Las tarjetas de crédito pasarán a tener un arancel de 3,5 % y las tarjetas de débito de un 1,5 % en una primera etapa.

A mediano plazo, las tarjetas de crédito tendrán un arancel de 2,25 % y las de débito de 0,85 %.

También anunció la rebaja de 24 puntos del IMESI para las compras de combustible en estaciones de servicio hasta 20 kilómetros de la frontera de Argentina y Brasil.

La medida se implementará a partir del 12 de setiembre y regirá por 30 días para ser eventualmente evaluada y decidir si se prolonga o se ajusta el porcentaje.

Vallcorba dijo que se enteraron por la prensa que algunas estaciones del este no están aceptando tarjetas

"La preocupación tiene que ver con cómo esto puede afectar a los usuarios y al turismo", afirmó el coordinador del programa de Inclusión Financiera.

Desde el Ministerio de Economía se rechaza  la decisión de algunos dueños de estaciones de servicio de Maldonado que resolvieron no  aceptar  pagos con tarjetas de crédito Visa ni Oca por los altos costos de los aranceles que les cobran.

Abordamos el tema junto a Martín Vallcorba, coordinador del programa de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía.

Lo que se ha señalado es la discrepancia con los niveles de los aranceles que se les cobra por el uso de las tarjetas de crédito. Este proceso comenzó en el 2016, cuando las negociaciones sobre cómo se iba a implementar la restricción del uso de efectivo, la propia Unvenu planteó la necesidad de considerar alguna mejora en cuanto a los aranceles que se les cobraban.

Se llegó a una propuesta en la que se bajaban los aranceles de crédito y débito, con un cronograma a futuro a medida que aumentara el uso de las tarjetas, algo que tampoco ha sucedido en gran medida.

La propia Unvenu aclaró que esto no se trata de una medida general sino que es algo que han adoptado algunas estaciones de Maldonado y Punta del Este. La mitad más o menos son las que no estarían aceptando tarjetas, aunque por lo general sí aceptan de débito y no de crédito.

Lo que causó sorpresa es esta medida dado que había existido un acuerdo previo. Nosotros nos enteramos de la medida por la prensa.

Cuando uno compara con la región, estamos con niveles más bajos que Brasil y prácticamente en los mismos niveles que Argentina.

Llegamos a un acuerdo, que no fue sencillo alcanzarlo, así que nos parece importante promover el respeto por ese acuerdo. Y si se compara a nivel regional, no estamos desalineados en cuanto a los niveles arancelarios.

La preocupación tiene que ver con cómo esto puede afectar a los usuarios y al turismo.

Varios comerciantes de Punta del Este optaron por no aceptar tarjetas de crédito o débito entre las 6:00 y las 22:00

Según autoridades locales, esta medida perjudicó a los turistas.

La problemática se generó a causa del alto arancel que cobran las tarjetas de crédito y débito a los comercios y estaciones de servicio, dicen los representantes de diferentes sectores.

En el caso de las estaciones de servicio de Maldonado, la mayoría han optado por vender solo en efectivo entre las 06:00 y las 22:00. Este hecho, dicen algunas autoridades, ya le ha causado un gran perjuicio al turismo.

Por otra parte, desde la Unión de Comerciantes de Maldonado dicen que la mayoría de sus socios, que son pequeños y medianos comerciantes, tratan de vender al contado para evitar la demora en el cobro de las tarjetas y los altos costos de los aranceles.

Taxis invertirán en medios de pago electrónico: primero se empezará con aplicaciones para celulares

Del 15 de enero al 15 de febrero se pondrá a punto el sistema para que se pueda pagar con tarjetas, mientras que con la STM se comenzará el 1° de abril.

Del 15 de enero al 15 de febrero se pondrá a punto el sistema para que se pueda pagar con tarjetas, mientras que con la STM se comenzará el 1° de abril. Primero se empezará con aplicaciones para celulares.

“La idea es generar varias aplicaciones que el pago sea una de las herramientas que ofrezca. Se podrá gestionar el viaje, llamar el viaje, pagar el viaje, todo a través de la aplicación celular. Pero para que no sea solo algo que quede para smartphones, también se pensó en que el viaje de taxímetro se pueda pagar a través de SMS o también se instalarán POS en todas las emisoras de taxímetro”, explicó el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri.

La idea es que las empresas emisoras de tarjetas cobren el mínimo de comisión y que el taxista reciba el efectivo en el día. La meta es eliminar la circulación de dinero en taxis y, tal vez, como consecuencia, la mampara.

“La idea es llegar al 1° de julio con la posibilidad de la eliminación del dinero, que es una meta. Sobre el retiro de la mampara hemos comentado que al desaparecer la mampara es posible, pero tiene que ser conversar”, apuntó el intendente de Montevideo, Daniel Martínez.

Cada taxi deberá invertir unos 150 dólares para instalar el nuevo sistema de pago. Esa inversión será subsidiada por el Ministerio de Economía a través del descuento de impuestos.

Transacciones con medios electrónicos se multiplicaron por diez en dos años

La cantidad de comercios que aceptan tarjetas se triplicó y el gobierno realiza gestiones para que se integren las redes de cobranza.

El gobierno confía en que esta nueva rebaja del IVA para quienes paguen con tarjeta -que regiría a partir del año que viene- sirva para extender el uso de los medios electrónicos de pago. Los comercios que aceptan tarjetas pasaron, desde que se aplica la Ley de Inclusión Financiera, de 13.000 a 45.000, y se incorporan unos 800 a 1.000 por mes. No están obligados a hacerlo, pero el gobierno cuenta con que la demanda será estímulo suficiente.

De todas formas se intenta propiciar que en redes como Abitab y Red Pagos se pueda pagar con tarjeta. Martín Vallcorba, que encabeza el Programa de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía y Finanzas, explicó a la prensa que se avanzó en la aceptación de la tarjeta Red BROU en los locales de estas compañías de cobranza, y dijo que la intención es hacerlo posible también para las tarjetas de los bancos privados.

Vallcorba opinó que la comisión que estos medios electrónicos le cobran a los comercios no es hoy en día un problema, y adelantó que habrá una nueva rebaja del arancel máximo en julio al 2,2%, y para los pequeños comercios ya bajó al 2%. Según Vallcorba, esta diferencia mínima entre pequeños y grandes comercios, es destacable en el mundo entero: antes, los pequeños tenían un arancel del 7%. "Va en la dirección de generar condiciones equitativas e igualitarias de acceso", dijo el jerarca.

Agregó que desde octubre del año pasado solo en el Banco República se han abierto 100.000 cuentas bancarias para el cobro de salarios de los trabajadores.

Ya son cuatro los procesados por estafa millonaria con tarjetas de crédito

Se trata de un ciudadano paraguayo, otro holandés, otro extranjero y un uruguayo. El monto de la estafa supera los U$S 40 millones.

La investigación está a cargo de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol. El monto de la estafa –hasta ahora– supera los U$S 40 millones. Hace dos años personal de esa repartición desarticuló un grupo de contrabandistas dedicado al ingreso ilegal de celulares y electrodomésticos. En esa oportunidad se decretaron cinco procesamientos.

A raíz de esa pesquisa se logró determinar que otra organización estaba operando de forma dolosa en nuestro país pero no solo en el bando de contrabando sino también en maniobras con tarjetas financieras. Sus integrantes obtenían ilegalmente los plásticos y luego los usaban para la compra de diversos artículos entre ellos vehículos de alta gama, electrodomésticos y joyas. Todas las compras eran en dólares pero esa misma cantidad se debitaba en pesos. Por ejemplo, si uno compraba por U$S 10.000 el débito era de $10.000 aunque el comerciante recibía los U$S 10.000.

Los encargados de la investigación detuvieron en primera instancia a un paraguayo que se desempeñaba en la aduana de su país pero que tiene una oficina en Montevideo y luego cayó un holandés. A este último se le comprobó que adquirió lujosas propiedades y vehículos en distintos puntos de nuestro país. El juez contra el crimen organizado lo procesó con prisión por estafas reiteradas y lavado de activos, mientras que al ciudadano guaraní lo envió a la cárcel por reiterados delitos de estafa.

El fiscal Gilberto Rodríguez pidió el procesamiento de dos personas más, otro extranjero y un uruguayo, ambos con prisión y por delito continuado de estafa. "Hay una frontera bastante fina entre el producido de una estafa -el dinero obtenido-, luego de eso pueden adquirirse o no bienes: está la diferencia entre el provecho obtenido de la estafa y lo que es el lavado", aclaró Rodríguez.