Santiago Oitaben: "El vínculo con la olla es muy bueno y estamos contentos con los tiempos en los que estamos entregando"

Uruguay Adelante es una ONG que fue seleccionada de forma directa por el Mides para abastecer a ollas populares entre fines de abril y el 31 de julio. El convenio abarca un presupuesto de 65 millones de pesos. Conversamos sobre el trabajo de la organización con uno de sus coordinadores, Santiago Oitaben.

Trabajo con las ollas

Estamos hace un año colaborando con ollas populares. Uruguay Adelante no surge solo para esto. Una vez que se retira de la olla, las personas salen igual que antes. La persona que ayuda la ayuda alimentario luego está igual. Uruguay Adelante Segre para trascender esto y generar un vínculo, que puedan tener herramientas. Intentamos tener un vínculo muy cercano con la olla popular. Tenemos 400 ollas y 400 merenderos que retiran cada semana.

Cocina dentro de las ollas

Salsa de tomate no aporta proteínas, es un tema de sabor. Lo estamos solucionando con adobo y con sal. Hoy estamos comprando carne de gallina con su precio imbatible. Las legumbres que tienen aporte de proteínas tienen 62 pesos. Cuidamos la plata que nos da el Mides y que en realidad es del ciudadano. Preferimos enfocarnos en la gallina que nos da la misma cantidad de proteínas y a mitad de precio. No hay demoras. Hoy tenemos lunes y martes que recibimos proveedores y jueves y viernes entregamos. El vínculo con la olla es muy bueno y estamos contentos con los tiempos en los que estamos entregando.

Hoy tenemos un plato de 400 gramos. Tenemos como una especie de GACH voluntario que asesora y está validado por el INDA. Lejos estamos de darle lo que sobra o poca calidad. Es un plato que se repite. A veces compramos fideos aunque el costo sea más alto para que no se coma siempre lo mismo.

Con el Mides empezamos con el acuerdo en marzo y está la posibilidad de renovarla el hasta diciembre. Ojalá pronto nos vengan a decir que pudieron solucionar y que esto lo tome el Inda. En julio termina el acuerdo con Mides y si hay que renovarlo acá estamos y sino seguiremos adelante con otros proyectos. Hoy tenemos 65 millones de pesos que estamos recibiendo. Son 13 millones por mes que permiten generan 75 toneladas de alimento por semana. Esa cuenta bancaria que está solo integrada por el Mides y por el Mec y esa plata va solo para alimentos. Tenemos otra cuenta bancaria con donaciones de particulares.

Trabajadores de las ollas

Me parece una visión muy retorcida de la realidad. Estamos recibiendo personas que vienen a ayudar. Una visión retorcida es decir que estamos dando plata en negro. Queremos dar una mano a la gente. Incitamos que las dudas que haya nos pregunten. Vemos tweets y notas que nos lastiman. Es una visión retorcida de lo que hacemos. Lo vamos a seguir haciendo.

Hay dudas que son válidas. No es que el gobierno tienen que hacer una ruta. El gobierno tiene que atacar varios frentes y nosotros estábamos ayudando a 30 y pico de ollas con un sistema eficiente y le dijimos que podíamos ayudar. Presentamos tres proyectos, los primeros dos nos rechazaron y en la tercera fue la vencida. Estamos de acuerdo en que esto lo tiene que hacer el Inda. Martín Lema nos dijo que también quería que lo hiciera el Inda. Una asociación civil tarda 6 meses en conformarse y son tiempos que en una emergencia alimentaria no se pueden tener. Por algo se llama a Empatía y no a Canasastasuy. Es un tema de tiempos.

Nos encantaría llevarle a todas las ollas de Montevideo, Canelones y San José. Intentamos que vengan la gran mayoría. Los problemas de flete no es un problema crónico que tengamos.

Trabajo a futuro

Estamos trabajando con Karina Núñez y hoy estamos colaborando con 60 trabajadores sexuales en Montevideo. Estamos hablando con restaurantes para generar un sistema de pasantías para que tengan una prueba de un mes y tengan experiencia. Hay una realidad que es bajar al territorio y ver qué pasa.  Estamos trabajando con liberados para generar propuestas laborales. Queremos generar un puente de capacitaciones para que en Uruguay se haga costumbre tomar liberados. El uruguayo es solidario a medias. Hay que hacer un clic y hacerlo costumbre. El gobierno pasado se hizo el convenio con Inefop y queremos volver a ese modelo de trabajo. La empresa va a contratar un trabajador si le es redituable. La clave no es ir a robarle al empresario. Sino generar una costumbre de que las personas se puedan insertar.

Acá hay un equipo que militó por Daniel Martínez y van a firmar firmas contra la LUC. Y se ríen. También es una visión retorcida. Si queremos juntar el pelo al huevo, hay pelo y hay huevo. No tengo ninguna vinculación partidaria. Creemos que cuando hay resultados, no hay calificaciones. Lo que va a pasar es que esto va a transitar, van a transitar los gobiernos y vamos a seguir trabajando. La idea es ayudar. Todos los que nos matan no están colaborando. La realidad es que hay que dejarse de joder con estas cosas. No soy ingenuo. Hay modelos distintos de país. Hay cosas muy sensibles. Nos tiene que encontrar juntos que hoy necesitan comer. La satisfacción de articular lo público y privado es mucho más grande que eso.

Pensamos en el universo de 600 ollas y merenderos. Pensamos que iban a ir creciendo y hoy estamos en 800. Surgió otra cosa que las ollas nos empezaron a pedir menos. Hoy bajamos un 20 % en los pedidos, lo que nos permite ser más eficientes. La realidad es durísima. Insistimos en la solidaridad en el día a día. En esa búsqueda estamos con el gobierno. Estamos dando una mano en lo que sea y estamos súper abiertos.

Las palabras de Castaingdebat no me cayeron bien. Hay mucho vinculado a la meritocracia. No tenemos afiliación partidaria, pero no nos cae bien el concepto de meritocracia. Hay que darle la mano a la gente no tuvo esa mano.