Memes, influencers pagos y bots: las tácticas de manipulación digital más peligrosas

Se están empezando a detectar nuevas tácticas que le escapan a la reglamentación de la propaganda política en redes sociales.

La manipulación y la propagación de noticias falsas en redes sociales son fenómenos que, con el panorama actual, parece que llegaron para quedarse.

Aunque Twitter prohibió la propaganda política y Facebook implementó medidas para mayor transparencia, ninguna de esas empresas está preparada para las nuevas estrategias de comunicación política. Sobre todo, porque aún no tienen claro cómo van a definir lo que es la propaganda política.

Varios analistas dicen que las plataformas sociales reaccionan como pueden a los cambios rápidos en las estrategias.

“Estamos viendo múltiples ejemplos de soportes y contenidos manipulados, y para las plataformas es difícil responder a estas nuevas herramientas, por lo que están elaborando políticas en tiempo real”, declaró una especialista a la AFP.

Otro asunto espinoso para las redes sociales es hacerles frente a los memes, que pueden convertirse en potentes mensajes, pero también juegan al límite de la desinformación. Por eso, para las plataformas es tan difícil limitarlo.

“Los memes suelen ser satíricos o presentar diferentes capas en las que se incluyen chistes internos, por lo que es difícil someterlos a verificación”, apuntó otro especialista, que también aseguró que son utilizados para generar división política en varias partes del mundo.

En estos años, las redes sociales tuvieron cierto éxito en la eliminación de cuentas automatizadas, conocidas como “bots”, pero muchas de ese tipo aún pululan.

Según los analistas, se trata de una estrategia con bajo costo y que logra tener mucho impacto en la web, por eso mismo temen que esta técnica recobre fuerzas en futuras elecciones políticas. Sobre todo, considerando que las comunicaciones en redes sociales, como WhatsApp, son cada vez más encriptadas.


Las Más Vistas