¿Por qué cayó la bolsa de valores de Estados Unidos? – Teledoce.com

¿Por qué cayó la bolsa de valores de Estados Unidos?

Laura Raffo explica los motivos detrás de la reciente baja en el mercado de valores de Estados Unidos.

Febrero comenzó como un mes complicado para los mercados en Estados Unidos. Los principales indicadores de la bolsa de valores tuvieron su peor caída histórica el viernes y también este lunes. Aunque hubo una leve recuperación este martes, el tema preocupa.

¿Qué está sucediendo?

Los mercados de acciones sufrieron un cimbronazo, caídas que no se veían desde hace muchos años.

De hecho, si tomamos al índice Dow Jones, que mide el desempeño de las acciones de las 30 compañías más grandes de Estados Unidos – como Boeing, Apple, Coca Cola o McDonald’s-  el descenso del lunes fue el mayor en puntos en lo que va de toda su historia. No así en términos porcentuales.

Y esta gran caída en Estados Unidos, tuvo un arrastre negativo a las bolsas de todo el mundo: Europa, Asia y Américas.

Se calcula que las pérdidas totales de las bolsas a 4 billones de dólares.

Pongamos esta caída en perspectiva. Veníamos de unos récords increíbles en las bolsas, con ganancias históricas también…

Veníamos de un 2017 excepcional, con grandes ganancias en las bolsas. El índice Dow Jones creció 25 % en el año. Desde que ganó Donald Trump las elecciones había una fuerte euforia.

Lo mismo había pasado con otros indicadores como el S&P 500 – las 500 empresas más representativas del mercado- o el Nasdaq que incluye las empresas de alta tecnología en electrónica, informática y telecomunicaciones.

Desde el 26 de enero comenzó la caída hasta hoy se acumula una pérdida de 8 %. Esta caída se aceleró el viernes y se consolidó el lunes. Aunque este martes repuntó 2,33 %.

¿Qué paso de distinto el viernes? Se dieron a conocer datos de creación de empleos en Estados Unidos, ¿por qué eso puede afectar a las bolsas?

Es cierto que el informe de empleo del viernes fue el gran disparador de esta caída.

¿Que decía el informe?

Que se crearon 200,000 puestos de trabajo nuevos en enero y que la tasa de desempleo continúa en 4,1 %. Eso son buenas noticias sin dudas.

Pero el informe también dio a conocer que el sueldo promedio por hora de los empleados privados aumentó en enero, al igual que en diciembre y lleva un crecimiento de casi 3 % en el año.

Los mercados interpretan que este crecimiento salarial puede llevar a un aumento del consumo y a una presión sobre los precios de los productos.

Esto implicaría que los precios aumente y se aumente la inflación.

Y si la inflación crece, la Reserva Federal – entendida como el Banco Central de Estados Unidos- puede decidir aumentar las tasas de interés más rápido de lo previsto para frenar este consumo.

Cuando aumentan las tasas,  se vuelve interesante invertir el dinero en bonos, que pagan tasa de interés, y los inversores suelen salirse de las acciones, venderlas, para comprar bonos.

Seguramente continúe la volatilidad un tiempo ya que recién el 20 de marzo se reunirá la Reserva Federal para decidir sobre las tasas. Por primera vez la decisión estará en manos de Jerome Powell, designado por Donald Trump.


Las Más Vistas