¿Cuál sería el impacto para Uruguay si se firmara un TLC con China? – Teledoce.com

¿Cuál sería el impacto para Uruguay si se firmara un TLC con China?

El principal socio comercial de Uruguay es China, tanto en exportaciones como en importaciones.

Siempre recalcamos que China es nuestro principal socio comercial pero lo miramos desde el lado de las exportaciones. Sin embargo también es el país al que más le compramos.

Veamos un resumen de cómo es nuestra balanza comercial con China:

En primer lugar es positiva. Le vendemos más de lo que le compramos.  Esto es así desde el 2013, tenemos un saldo a favor de 855 millones de dólares.

Es bien distinto el perfil de lo que vendemos que lo que compramos.  Vendemos productos agropecuarios y compramos tecnología.

Casi la totalidad de las exportaciones uruguayas a China son productos vinculados al sector agroexportador, al que este país le aplica aranceles.

La soja es nuestro principal producto de exportación a China pero el arancel que paga es bajo, solo 3%. En cambio la carne, el segundo producto de exportación, paga 12%. La celulosa no paga y la lana tiene una cuota por cantidad que no es exclusiva del país. Dentro de la cuota se paga solo 3% pero fuera de ella se pagaría 28%.

En el año pasado Uruguay pagó por concepto de aranceles a China unos 100 millones de dólares.

Esto significa que un tratado comercial en el cual estos aranceles bajaran casi a cero sería muy provechoso para el país.

En 2017 casi la cuarta parte de lo que Uruguay compró afuera vino desde China y con una suba de 11% respecto a 2016. Se destacan las compras de de vestimenta, teléfonos, sustancias químicas, computadoras, insumos para energía solar, plásticos y sus manufacturas, autopartes y vehículos.

Excepto en los celulares, computadoras y transistores, el resto de los aranceles es alto.

China también tiene para ganar si bajamos aranceles.  Además están interesados en nuestra ubicación y nuestro puerto para lo que se ha dado a llamar La Ruta de la Seda. China impulsa esta nueva iniciativa multilateral para  ampliar su integración comercial y financiera con el resto del mundo. Consiste en una ruta que integra a China con Europa y Asia y ahora también a Latinoamérica.

China ya ha invertido en proyectos de infraestructura en nuestros países vecinos. En Brasil en el sector energético y minero y en Argentina en ferrocarriles y energía solar.

Aun queda mucho por explotar en la relación con nuestro principal socio, pero hay que saber que las negociaciones suelen ser lentas y largas.