La Justicia argentina dictó un nuevo procesamiento por presunta corrupción contra la expresidenta Cristina Fernández

Es el tercero que incluye una orden de detención, aunque seguirá sin hacerse efectiva porque es senadora y tiene fueros.

El juez federal Claudio Bonadio procesó este lunes con prisión preventiva a la expresidenta y senadora Cristina Fernández en la causa que investiga la importación con presuntos sobreprecios de buques con gas natural licuado.

El proceso penal abierto por el juez se vincula a la conocida como “causa de los cuadernos”. La decisión del magistrado recayó además sobre los detenidos Julio De Vido, exministro de Planificación Federal del kirchnerismo, y el exfuncionario de esa cartera Roberto Baratta.

En esta ocasión Bonadío procesó a Cristina Fernández por “cohecho pasivo, o defraudación contra la administración pública, por administración fraudulenta, ambos en calidad de coautora, los cuales concurren en forma real” con los cargos por los cuales ya se la procesó en “cuadernos”, dice la resolución. La medida se tomó con prisión preventiva y Bonadío insistió en pedir el desafuero al Senado de la Nación.

“La medida se hará efectiva cuando se apruebe su desafuero o bien cuando cesen sus fueros”, sostuvo en la resolución de casi 400 páginas. Otros siete procesamientos más pesan ya sobre la expresidenta, que insiste en que es víctima de una persecución judicial hilvanada por el actual Gobierno y ya el pasado 25 de febrero declaró por escrito que “no existe un solo elemento de prueba” que la vincule “siquiera remotamente” con lo que se la acusa.


Las Más Vistas