OEA condena el arresto del vicepresidente del Parlamento de Venezuela y exige su liberación

El texto exige la "inmediata libertad" de Zambrano, así como "el cese de la persecución y hostigamiento de los diputados indebidamente procesados" y la garantía de "la protección de su integridad física y de sus familiares".

La Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó el lunes la violación de la inmunidad de 10 diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela y condenó el arresto de su vicepresidente, Edgar Zambrano, hechos ocurridos tras un fallido alzamiento militar contra el presidente Nicolás Maduro.

El Consejo Permanente del bloque regional aprobó por unanimidad una resolución impulsada por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos, Paraguay y Perú, siete de los 54 países que consideran ilegítima la reelección de Maduro y reconocen al jefe parlamentario Juan Guaidó como presidente interino.

“Al no haberse escuchado objeciones, este proyecto de resolución (…) se aprueba por consenso”, anunció el embajador Carlos Trujillo, representante de Estados Unidos, que actualmente ocupa la presidencia del consejo.

El texto exige la “inmediata libertad” de Zambrano, así como “el cese de la persecución y hostigamiento de los diputados indebidamente procesados” y la garantía de “la protección de su integridad física y de sus familiares”.

Zambrano fue detenido el miércoles pasado por los servicios de inteligencia venezolanos. Antes, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), afín a Maduro, había imputado a Zambrano y a otros nueve diputados por traición a la patria y conspiración.

La OEA rechazó la violación de la inmunidad parlamentaria de la Asamblea Nacional, a la que consideró “legítimamente” electa, “por constituir una vulneración del Estado de Derecho y de la división de poderes”.

Más de una docena de países, casi todos miembros del Grupo de Lima, que busca una salida pacífica a la crisis venezolana, condenaron enérgicamente lo ocurrido, describiéndolo como una “nueva muestra del régimen dictatorial” de Maduro con “la clara intención de mantenerse en el poder”.

El intento de levantamiento militar del 30 de abril fue liderado por Guaidó, que busca la salida de Maduro y la celebración de nuevas elecciones.

– Consenso marcado por ausencias –

El Consejo Permanente de la OEA sesionó de manera extraordinaria este lunes para tratar el “allanamiento de la inmunidad” del Legislativo venezolano, electo en 2015 y controlado por la oposición.

Pero sólo una veintena los 34 miembros activos del bloque regional participaron en la reunión pedida por la misión de Venezuela ante la OEA, encabezada por Gustavo Tarre, delegado de Guaidó reconocido como representante venezolano por el Consejo Permanente el 9 de abril.

Excepto México, Uruguay y Barbados, la mayoría de los 15 países que ese día se opusieron o abstuvieron al reconocimiento de Tarre estuvieron ausentes este lunes, entre ellos Bolivia, El Salvador y Nicaragua, así como varios países caribeños.

Uruguay y Barbados destacaron su preocupación por la violación de la inmunidad y el arresto de Zambrano, pero señalaron que se abstendrían en caso de votación. México se sumó a Uruguay al deplorar que hechos así no contribuyen a crear las condiciones de diálogo que ambos propugnan para superar la crisis venezolana.

Aunque el secretario general de la OEA, Luis Almagro, feroz opositor de Maduro, saludó la resolución aprobada, el organismo ha estado dividido con relación a Venezuela desde que en marzo de 2017 el TSJ transfirió las funciones de la Asamblea Nacional a Maduro, originando una ola de protestas.

La delegación de Maduro ante la OEA se retiró del organismo el 27 de abril, al concretarse formalmente la salida anunciada dos años antes por el mandatario, quien considera que el bloque regional forma parte de una campaña dirigida por Washington para “intervenir” en Venezuela.

Zambrano fue ingresado en una cárcel militar en Caracas. De los restantes diputados que perdieron la inmunidad, tres se refugiaron en las residencias de los embajadores de Argentina e Italia y otro huyó a Colombia. Los otros cinco mantienen un perfil bajo.

(AFP)


Las Más Vistas