Analistas proyectan en Argentina un dólar a 50 pesos y una inflación de 36 % para fin de año

En Uruguay, estos números alertan a especialistas y al Gobierno, por el efecto en el turismo y otros rubros ligados al país vecino.

Una encuesta del Banco Central de Argentina reflejó que los analistas proyectan en la vecina orilla un dólar a 50 pesos y una inflación de 36 % al cierre de 2019. El año pasado, el dólar cerró a 37 pesos y la inflación en 47 %.

Desde Uruguay ya se avizoran los efectos para el 2020.

“Obviamente nos impone un contexto más desafiante de cara a la próxima temporada turística y lo que es el sector externo de la economía. Un año atrás, el dólar en Argentina estaba a 20 pesos y hoy a 43, lo que fue un incremento de 115 %. Esta expectativa, de confirmarse, daría un dólar en Argentina a 50 pesos. Estamos hablando de un incremento de 150 % en un año y medio. Esto ha tenido un impacto en los precios en Argentina. Eso implicaría un abaratamiento de los precios en dólares en Argentina o, visto del otro lado, un encarecimiento de compras fuera del país”, explicó la gerente de consultoría de PwC, Mercedes Comas.

Tomando en cuenta estas proyecciones, habrá una diferencia de 30 % entre los precios en dólares en argentina y los precios en dólares en Uruguay, dijo Comas. Desde el Gobierno también advierten que se trata de un escenario complejo.

“Nos desafía mucho. Yo siempre digo que el valor del dólar no es la única variable para hablar de turismo. Está la inflación y lo que podamos hacer. Nosotros pudimos convocar a una cifra importante. Dependerá de seguir trabajando en una región que, efectivamente, tiene muchas complejidades”, aseveró la ministra de Turismo Liliam Kechichián. 

Y aunque Uruguay es hoy menos dependiente de la región, además del turismo, hay sectores que siguen muy ligados al país vecino, como el automovilístico y el de autopartes, que no encuentran un destino sustituto.

En Argentina la situación es sumamente delicada y volátil, y las medidas aplicadas por la administración de Macri no parecen tener efecto. En Uruguay, el Banco Central observa la situación e interviene eventualmente para cuidar rebotes del tipo de cambio, un factor que incide directamente en la inflación, que se encuentra casi un punto por encima del rango meta oficial de 3 % y 7 %.


Las Más Vistas