El trámite de extradición de la pareja del futuro ministro de Educación deberá ser ingresado por el ministerio que él asumirá el 1º de marzo

La detención de la pareja del ministro de Educación y Cultura designado, Pablo Da Silveira, Maya Cikurel, en el marco de las investigaciones del caso Odebrecht en Panamá, se convirtió en un dolor de cabeza para las autoridades del Gobierno electo, a días del cambio de mando.

El trámite de extradición de Maya Cikurel, la mujer investigada por su papel en la trama Odebrecht, deberá ser ingresado por el Ministerio de Educación y Cultura, cartera de la que será titular su pareja a partir del 1º marzo.

La detención de la pareja del ministro de Educación y Cultura designado, Pablo Da Silveira, Maya Cikurel, en el marco de las investigaciones del caso Odebrecht en Panamá, se convirtió en un dolor de cabeza para las autoridades del Gobierno electo, a días del cambio de mando.

Uno de los puntos que generó suspicacias entre dirigentes del Frente Amplio es que el tratado de extradición entre Uruguay y Panamá establece que las solicitudes enviadas desde el país centroamericano deben pasar primero por el Ministerio de Educación y Cultura.

De esta forma, en caso de que Panamá envíe a Uruguay un pedido de extradición contra Cikurel, la solicitud ingresará a través del Ministerio de Educación y Cultura, el cual será encabezado por su pareja, Pablo Da Silveira, a partir del 1 de marzo.

En declaraciones a El Observador,  el actual director de Asuntos Constitucionales, Legales y Registrales del Ministerio de Educación y Cultura, Pablo Maqueira, dijo que a su juicio Da Silveira debería “tomar alguna acción, tratar de desligarse o dar las garantías, porque de alguna manera debería darlas y asegurar de que esto va a correr por los carriles normales”. Maqueira agregó en declaraciones a Telemundo que Da Silveira podría no asumir o tomarse una licencia hasta tanto se resuelva la situación de su pareja, de modo de dar garantías de que no intervendría en el proceso.

Fuentes del Gobierno electo negaron que fuera posible que el ministro incida en el proceso tal cual sugirió Maqueira. Cada vez que ingresa un pedido de extradición la oficina del Ministerio de Educación y Cultura que se encarga de tramitarlos debe analizarlo y si cumple con todos los requerimientos darle pase a un juez para que resuelva, un trámite que en general en un solo día. Por eso no es el ministerio quien resuelve si se admite o no un proceso de extradición, sino el juez de la causa.

Cikurel fue detenida el pasado miércoles cuando pretendía viajar a Buenos Aires con su pareja, el ministro de Educación y Cultura designado, en el puerto de Colonia. Sobre ella pesaba una orden de detención de Interpol desde el 30 de abril de 2019 a pedido de la Justicia de Panamá que la investiga por su papel en la trama de corrupción de Odebrecht.

La mujer había salido del país varias veces entre abril de 2019 y febrero de 2020; sin embargo, no había sido detenida porque Panamá había escrito mal su nombre en el pedido de captura, algo que se corrigió recién el 24 de diciembre.

Panamá asegura que la mujer había sido notificada dos veces de que estaba citada a declarar en el país centroamericano antes de que se pidiera su captura, algo que niegan allegados a la pareja de Da Silveira.

Ahora Panamá tiene un plazo de 60 días para enviar el pedido formal de extradición, razón por lo que la Justicia dispuso arresto domiciliario para la pareja de Da Silveira hasta tanto el país centroamericano envíe la información.

Cikurel podría ser imputada de un delito de “blanqueo de capitales” por aparecer como apoderada de cinco empresas a través de las cuales se pagaron millones de dólares en sobornos para que Odebrecht se hiciera de obras públicas en Panamá.


Las Más Vistas