La comerciante que denunció la estafa de las viviendas sindicales sufrió un atentado

1

Encontró baleada la fachada de su comercio por segunda vez en una semana.

Susana Nicodella es una empresaria de La Paloma, Rocha del rubro barraca que tiempo atrás presentó una demanda penal y otra civil contra el PIT-CNT por supuestos ilícitos en el marco del plan de vivienda sindical.

Luego de esto, según ella, empezaron las amenazas y los hechos violentos. En las últimas horas ya son cuatro los episodios. Ahora le balearon el comercio durante dos noches seguidas.

Tiempo atrás también le entraron a su casa, ocasión en la que revisaron documentos, rompieron todos los vidrios de las ventanas y tiramos un par de botas suyas a la piscina. “Fue como diciendo: sos vulnerable, te entramos cuando queremos y te ahogamos”, dijo Nicodella.

La empresaria señaló que dos gestores que trabajaban para el programa de viviendas sindicales la amenazaron de muerte y recibió llamados telefónicos intimidatorios de personas que decían ser integrantes del movimiento obrero. “Me amenazaron antes y después de denunciar. Me dijeron que no sabía con quién me estaba metiendo. Que uno de ellos había estado diez años preso y no pensaba volver a estar. Que muchos se habían hecho los locos, los salieron a buscar, los encontraron y no la pasaron bien”, sentenció.

A esta empresarial puntualmente le ofrecieron construir mil viviendas y le pidieron un adelanto de US$300.000. Sus cheques terminaron en manos de prestamistas y ella embargada.