“No existe el bronceado saludable, es sinónimo de piel dañada” – Teledoce.com

“No existe el bronceado saludable, es sinónimo de piel dañada”

Tomar sol es clásico del verano, pero las autoridades médicas recomiendan hacerlo con cuidado.

En la temporada veraniega el bronceado es un clásico, pero el índice de cáncer de piel en Uruguay ya es alto y va en aumento: se ha triplicado en los últimos años. Muere una persona cada tres días por esta enfermedad, hay 300 casos nuevos por año, 70 mueren en este tiempo, y 80% de las muertes son evitables, según los médicos, por eso la importancia de la prevención.

El daño solar es acumulativo. 80% de la exposición solar en la vida tiene lugar antes de los 18 años; la edad más frecuente ocurre entre los 30 y los 50 años. Los especialistas opinan que la piel tiene memoria.

Los tipos de cáncer de piel son tres: el carcinoma basocelular es el más común, el menos malingo; el carcinoma espinocelular es el segundo tanto en frecuencia como en mortalidad; y el melanoma, que es de alta mortalidad.

Las recomendaciones son conocidas y reiteradamente vuelven cada verano a manos de las autoridades médicas. Se recomienda no hacer playa entre las 11 y las 17, y utilizar protector solar factor superior a 30, sombrero de ala ancha y ropa adecuada con protección UV. Además hay prevenciones relativas al cuidado de la piel: se debe tener en cuenta a la hora de elegir el protector solar para elegir uno que esté habilitado por el Ministerio de Salud Pública, y se lo debe aplicar 30 minutos antes de la exposición al sol. Esto debe hacerse cada dos horas, y más si la persona se metió al agua. El precio de los protectores oscila entre los $300 y los $600. Cada uno debe estar atento a los cambios de la piel, sobre todo en cuanto a los lunares, para descubrir a tiempo cualquier síntoma de esta enfermedad.

Telemundo conversó con la especialista Alejandra Larre Borges, quien tiene una opinión pesimista al respecto. “Uruguay está bastante mal en relación con el cáncer de piel; tiene una incidencia, o sea número de casos nuevos, alta en comparación con los países de Latinoamérica, bastante parecida a la de los países desarrollados”, dijo la Dra. Larre Borges. “Hay muchísimos casos de cáncer de piel, prácticamente todos los días vemos casos en personas de todas las edades”.

Dijo que el índice alto de la enfermedad se debe, a la cantidad de sol que se tomó en la niñez, pero que el sol afecta más ahora de lo que lo hacía antes, y se deben aumentar los cuidados si no se quiere seguir subiendo en el índice. “No existe el bronceado saludable, es sinónimo de piel dañada”, afirmó Larre Borges. Explicó entonces que hay células en la piel llamadas melanocitos (“que si te hacen acordar a alguna palabra es a ‘melanoma'”) y que frente a la radiación ultravioleta produce un pigmento para “producir una sombrilla o una protección a su material genético”, es decir que “el bronceado es una respuesta frente a la agresión”.

La cátedra de Dermatología realizó un estudio con los guardavidas, trabajadores expuestos al sol de manera casi constante, y se llegó a la conclusión de que tienen un 2% más de tener cáncer de piel.


Las Más Vistas