Prisión preventiva para el ciudadano ruso que está acusado de colaborar con Rocco Morabito en su fuga

Si bien el fiscal había pedido 120 días de prisión preventiva, la jueza del caso decretó 90.

Según se desprendió de las declaraciones realizadas por los tres detenidos, luego de escaparse de la ex Cárcel Central, Rocco Morabito se tomó junto a los otros dos hombres que se fugaron un taxi hacia en barrio Punta Carretas.

Allí, se presume, tomó contacto con los extranjeros que fueron detenidos tras el allanamiento en el restaurante Eatalian Style. Según se supo, esa misma madrugada un ciudadano ruso en un auto particular los habría trasladado hasta Minas. El dato que tiene la Policía es que Morabito continuaría su huida hacia Brasil. Los otros dos se quedaron en la ciudad, donde fueron recapturados días después.

Uno de los detenidos, un hombre ruso de 59 años, fue formalizado por el delito de encubrimiento tras el pedido del fiscal Ricardo Lackner. La jueza hizo lugar pero bajó de 120 a 90 los días de prisión preventiva. También se supo tras las indagatorias que las tres personas detenidas, dos hombres y una mujer, son ciudadanos rusos si bien en primera instancia había trascendido que uno de los hombres era de ciudadanía italiana. Los otros dos detenidos recuperaron la libertad.

Ahora se espera por la pericia a siete celulares y dos automóviles que fueron incautados en el restaurante.

Durante la audiencia, que no fue pública a pedido del fiscal, estuvo presente el cónsul ruso para supervisar lo que sucedía.


En Maldonado

Además en la mañana de este jueves se realizó un allanamiento en una chacra que él mismo diseñó en la Ruta 39. La información que tenía Inteligencia era que si no lo encontraban en la pizzería de Montevideo, podría estar en esta chacra. En esa propiedad vivió algún tiempo, pero como no le gustó decidió irse a vivir a la casa de Beverly Hills donde vivía cuando fue detenido en 2017.

La esposa y la hija de Morabito junto a su abogada se presentaron voluntariamente ante el fiscal y dejaron claro que ellas no saben nada del paradero del prófugo y tampoco conocían su plan para escapar de la cárcel. Aseguran que el mismo domingo estuvieron de visita en la cárcel y le llevaron ropa y comida, como siempre lo hacen. Aseguraron que la reunión fue normal y que Morabito no exteriorizó voluntad de quedarse más rato con ellas.

“No esperamos que las fueran a buscar para tomar declaración, por eso voluntariamente nos presentamos. Mantuvimos una reunión con el fiscal y con Interpol”, explicó Betiana Díaz, abogada de Rocco Morabito. “Creo que les quedó muy claro que la familia no tenía idea de la fuga en forma previa y tampoco tuvieron contacto posteriormente”, dijo la Dra. Díaz.


Las Más Vistas