Uruguay se posicionó como el tercer exportador más grande del mundo de lana ya lavada y peinada, detrás de China y República Checa – Teledoce.com

Uruguay se posicionó como el tercer exportador más grande del mundo de lana ya lavada y peinada, detrás de China y República Checa

La esquila de estas ovejas es el primer paso de un largo viaje que llevará su lana desde este establecimiento en Uruguay hasta Alemania para equipar coches de lujo.

Uruguay tiene más de seis millones y medio de ovejas, casi el doble que sus habitantes. Mientras las lanas más finas alimentan la industria de la moda, las más gruesas, encontraron un nicho de mercado: los tapizados de coches de alta gama alemanes y los aviones.

Facundo Ruvira, director comercial de Tops Fray Marcos: “Hay otros clientes que se han focalizado en la producción, en lanas medias, de por ejemplo de 27 a 30 micras, de tapizado para trenes, para aviones, para autos de alta gama como puede ser BMW o Mercedes Benz, que son – por las propiedades que tiene la lana que es ignífuga, o sea que repele el fuego, que respira, que fija la humedad químicamente sin humedecerse, tiene una serie de… y además de ser natural, tiene una serie de propiedades – que son muy buenas para esos usos.”.

Uruguay es uno de los pocos países del mundo que aún exportan gran parte de su lana ya lavada y peinada, a diferencia de Australia y Nueva Zelanda, que la despachan para su venta tal como sale del cuerpo de las ovejas. En este segmento del producto listo para usar, Uruguay se ha posicionado como el tercer exportador más grande del mundo con 12% del mercado, detrás de China y la República Checa.

Carlos Piovani, responsable de la esquila en el Secretariado Uruguayo de la Lana AFP: “Una de las características que tiene Uruguay es que por el tipo de suelos y de clima que tiene, es de mejores pasturas que los países en donde generalmente se crían ovejas para producir lana y por lo tanto tiene mejores condiciones de calidad en cuanto al largo de la fibra, a la resistencia”.

La industria uruguaya también se caracteriza por su buen trato con las ovejas ya que no se utiliza el “mulesing”, una técnica que consiste en cercenar sin anestesia la zona que rodea el ano de los animales para concentrar en esa área los ataques de moscas y proteger la lana. Uruguay apuesta por el reciente aumento de los precios de la lana y se jacta de haber ganado en calidad, y por ende en valor de producción.


Las Más Vistas