El vicepresidente de Cambadu manifestó preocupación por el nivel de violencia en los asaltos

Por su parte, la Asociación de Supermercados reclamó medidas de seguridad para ejecutar de forma inmediata.

El vicepresidente de Cambadu, Daniel Fernández, dice que toda la vida hubo robos a comercios, pero no con esta magnitud de violencia.

Señaló que el asalto al Super Vero, en el que una cajera murió y un guardia de seguridad fue herido de gravedad, fue una tragedia.

Señaló que hay que encontrar soluciones en conjunto con las autoridades.

Fernández reconoció que por la cantidad de asaltos, muchos comerciantes evalúan cerrar.

Por su parte, la Asociación de Supermercados lamentó lo sucedido en el supermercado. En un comunicado, la asociación señaló que la seguridad es su mayor preocupación, y solicitó a todos los actores medidas concretas “en el marco de un plan de acción a ejecutar de forma inmediata”.

Aseguran que "no es legal" que policías trabajen como seguridad en comercios

El vicepresidente de Cambadu se refirió al homicidio del policía que trabajaba en un restaurante en Pocitos. Además dijo que no es culpa del comerciante.

Un policía murió asesinado en un asalto este domingo, en un restaurante de Pocitos en el que trabajaba como seguridad. El subsecretario del Interior Jorge Vázquez, además de lamentar la pérdida, dijo que se investigaría al efectivo fallecido porque estaba desempeñando una tarea de seguridad no autorizada por el Ministerio del Interior.

Telemundo consultó al vicepresidente del Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu), Daniel Fernández, sobre lo dicho por Vázquez. Así lo detalló:

“Es verdad. No es legal hace poco tiempo… antes lo era. Funcionaba el 222 famoso que lo contrataban los comerciantes. Después desapareció y quedó este 223, que no es legal, pero está la necesidad de sentirse protegidos los comerciantes y clientes.

Entonces ante esa duda, ¿qué hago? Contrato un policía que impone presencia, está armado y sabe usar un arma en el momento.

Pasó esta fatalidad que es atroz, pero el comerciante no creo que sea culpable. Todo lo contrario: el comerciante está ayudando a alguien más sintiéndose seguro él y todos sus clientes. Si empezamos a buscar culpables fuera de los delincuentes, estamos equivocados”.

El vicepresidente de Cambadu asegura que a diario recibe denuncias en la gremial de comerciantes que pasaron por rapiñas o intentos de robo.

“‘Quisieron robarme, coparme pero el guardia de seguridad los corrió’. Si no hay sangre, la Policía no va ni viene y no se hace la denuncia”, agregó Fernández.