Heber advirtió que el gran desafío en el inicio de su gestión será lograr hacer obras a pesar de la falta de presupuesto

El futuro ministro de Transporte adelantó que una alternativa posible es realizar concesiones de obra pública a más largo plazo.

Luis Alberto Heber, futuro ministro de Transporte y Obras Públicas, advirtió que el gran desafío en el inicio de su gestión será lograr hacer obras a pesar de la falta de presupuesto.

Sin embargo, Heber advirtió que para esa herramienta se está cerca de llegar al límite legal de 10% del Producto Bruto Interno en obras de participación público-privada, por lo que se necesita imaginación para lograr recursos sin apelar a más impuestos.

El futuro ministro de Transporte espera definir los directores de área cuanto antes para que los futuros jerarcas se reúnan con los actuales. La idoneidad técnica es criterio prioritario.

Heber y su futura gestión en el MTOP: "Las carreteras hay que hacerlas, no voy a estar en el ministerio para calentar asiento"

"Si la propiedad del Estado es la seguridad, no podemos seguir metiendo gente en el Ministerio de Obras Públicas. Tenemos que bajar costos", agregó el ministro designado.

Los futuros integrantes de los gabinetes ministeriales retomaron los trabajos de transición. En el Ministerio de Transporte y Obras Públicas la primera reunión fue con el actual subsecretario Jorge Setelich, tras el quebranto de salud que sufrió Víctor Rossi a fin de año. Allí se les presentó material de estudio, con amplia apertura, en alto grado de detalles y se les ofreció una oficina para trabajar de forma conjunta y directa la transición.

Abordamos el tema junto al futuro ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber.

Tengo una relación cordial con Víctor Rossi. Nos tomamos un café mano a mano antes de la reunión que no pudimos tener por su quebranto de salud. Luego tuvimos la reunión formal con su subsecretario. Rossi estuvo diez años al frente del ministerio, tiene una experiencia importante.

Enrique Pintado hizo la peor gestión de un ministro de Transporte. En los dos últimos años y medio, Rossi empezó a recuperar bastante la situación de infraestructura del país. Pero hay algunas excepciones donde hay obras que quedaron mal hechas.

Si la propiedad del Estado es la seguridad, no podemos seguir metiendo gente en el Ministerio de Obras Públicas. Tenemos que bajar costos. La eficiencia de lo que podamos hacer tiene que estar ligado a bajar costos.

Rentas Generales no tiene por qué ser la única que financie obras públicas y rutas. Hay concesiones y hay PPPs.

El tren de UPM es una PPP que ya está funcionando. Es un tren muy caro, implica mucha plata para Uruguay. Es de un volumen de dinero tan importante que condiciona al país en la cantidad de PPPs. Y no podemos apelar a un crédito internacional.

No podemos afectar el grado inversor porque sino no vamos a tener los fondos que buscamos que inviertan.

Las carreteras hay que hacerlas, no estoy en el ministerio para calentar asiento. Vengo con ganas, pero tenemos que ser sensatos. Estoy pidiendo un plan maestro vial del Uruguay.

Víctor Rossi: "Hay una generación en el Frente Amplio que ya cumplió una etapa y que tiene que ir entregando la posta"

Además, el ministro de Transporte y Obras Públicas habló sobre los cambios que se vienen en el puerto y el avance de la reforma ferroviaria.

Las reformas en el puerto, el futuro de las vías férreas, el transporte de estudiantes y la renovación en el Frente Amplio: abordamos estos y otros temas junto al ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi.

Los cambios portuarios

Los privados son una parte fundamental. Ayer fue el lanzamiento de la fase final de la preparación de ese plan, que es una mirada estratégica hacia el 2035. El lanzamiento se hizo por las autoridades portuarias, por algunos invitados internacionales muy importantes y la presencia de toda la comunidad portuaria. Se trata de discutir cuál es la realidad actual del puerto y cuáles son sus perspectivas en un mundo que avanza y cambia.

Tenemos que estar siempre muy atentos porque el sector naviero tiene siempre transformaciones muy fuertes y los puertos tienen que ir acompañando ese proceso. En los puertos confluyen intereses enfrentados y contrapuestos, pero tienen que ponerse de acuerdo en cómo hacer atractivo el puerto para poder tener ellos la posibilidad de competir entre sí.

Estamos preparándonos para que el puerto de Montevideo pueda recibir calados de hasta 14 metros. Pero también sabemos que tiene sus límites. El futuro traerá barcos con mayor tamaño y tenemos que prepararnos.

El puerto de aguas profundas no está relacionado al tema UPM, y no sería fundamental tampoco para su actividad.

El futuro de las vías férreas

La población del país quiere mucho la actividad ferroviaria y quiere un mejor ferrocarril. Los vecinos se están tomando bastante bien la expropiación de terrenos: les significa una conmoción y angustia, pero hay una buena predisposición.

La idea es no perjudicar a nadie, sino tratar de resolver las situaciones. En general se logra sin ni siquiera tener que recurrir a la Justicia.

Hay que preguntarse si los trabajadores del ferrocarril estatal van a participar del ferrocarril que viene, porque ferrocarril va a haber. Seguramente todavía no hemos sido capaces de encontrar los canales adecuados para convencerlos. Lo que está en riesgo no es el ferrocarril, que va a existir, sino qué participación va a tener AFE, que nosotros queremos que sea importante.

Renovación en el FA

Pienso que hay una generación que me incluye que ya cumplió una etapa y que tiene que ir preparándose para entregar la posta, más allá del valor de los esfuerzos que haya hecho cada uno.

Es conveniente que exista un proceso de recambio. Aspiro que eso le suceda al Frente Amplio. Seguramente el Frente va a gobernar a partir del 2020 y habrá un recambio en el Gobierno, pero no solo por un problema de edad. En un equipo debe combinarse experiencia y trayectoria con juventud y renovación.

Rossi consideró que "Masoller se equivocó" y que las negociaciones por UPM "a veces son duras y áridas"

El ministro de Obras Públicas apuntó que “se está trabajando en la precisión y la redacción de las líneas generales del proyecto” de la segunda planta de UPM.

La negociación para instalación de la segunda planta de UPM, que implicará una inversión de 4.000 millones de dólares, está demorada. La primera etapa concluyó a mediados del 2016 cuando el presidente Tabaré Vázquez anunció la potencial inversión. La segunda todavía está en curso, pero se esperaba cerrar entre diciembre y junio del 2018, algo que parecería difícil cumplir.

Abordamos el tema junto al ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi.

Se están haciendo esfuerzos para terminar las negociaciones, pero yo no le puse fecha. Hubo una primera fase que terminó en la primera semana de Turismo. Se está trabajando en la precisión y la redacción de las líneas generales del proyecto, que ponen en marcha las cosas. Para mí es muy importante la fase que está cerrándose porque es la que habilita a comenzar a hacer las cosas. Cada uno lo mira desde la perspectiva de su responsabilidad. Es una obra que por lo menos tiene tres años por delante de trabajo.

Creo que Andrés Masoller se equivocó, porque no hizo lo que me enseñó mi abuelita: en algunas circunstancias hay que contar hasta diez. Cuando uno enfrenta una bronca o discrepancias, toma decisiones… y ahí generalmente se equivoca. Pero si uno cuenta hasta diez, vuelve a tomar la visión general de los intereses que está representando.

Yo estuve en el Congreso Nacional de Ediles explicando e informando sobre UPM, y ahí había legisladores de esos que ahora hablan de secretismo. Vamos a separar la realidad de un trabajo que tiene que hacerse con responsabilidad y el protagonismo que algunos quieren tener.

Las negociaciones son duras, a veces áridas. A veces entiendo que piden más de lo que corresponde, hasta puedo pensar que no lo piden como corresponde. Los representantes de UPM están interesados en hacer esto en Uruguay y quienes representamos al país creemos que es positivo que eso sea así.

Un emprendimiento de estas características está generando expectativas y posibilidades de desarrollo económico, posibilidades de trabajo, va a transformar una parte del país y va a nutrir de servicios a una parte de la población. Van a crecer los servicios que llegan a un lugar del país que no se caracteriza por ser muy desarrollado. Quiero que esto salga adelante, pero también defiendo los intereses de Uruguay.

En el Gobierno no pensamos todos igual, pero hay una estrategia y objetivos, además de la coordinación que ejerce directamente el presidente Vázquez.

No me gusta hacer anuncios por adelantado. Soy el que más apurado está por poner en marcha esto. La reconstrucción del ferrocarril saldrá adelante con o sin UPM.

Junta de Canelones aprobó fideicomiso de US$80 millones con votos de todos los partidos

El intendente Orsi afirmó que tanto desde el FA como la oposición se está trabajando hacia "construir un departamento que precisa mucho trabajo".

[vzaarmedia vid="6734576" height="576" width="960" color="black"]

Fueron 26 votos los de ediles del Frente Amplio y la mayoría de la oposición para obras que se desarrollarán en todo el departamento.

"Hay espacios públicos, algunas plazas -por nombrar una, la del Sauce, la de Santa Rosa-, lo que es la avenida principal de San Jacinto, que le falta un tramo para terminarla", comentó el intendente Yamandú Orsi. "La obra que tiene que acompañar el trabajo de la OSE en San Ramón. Todo eso precisa recursos. Algunos son propios, pero fundamentalmente a partir del fideicomiso".

En otras zonas habrá obras de vialidad, drenaje o infraestructura. Siguiendo el modelo de Montevideo, se creó una comisión de seguimiento del fideicomiso donde la oposición tiene mayoría.

"Creo que a nivel país el departamento de Canelones -no solo por obras de mi partido sino por actores de la oposición- se está dando una señal de construir un departamento que precisa mucho trabajo todavía", agregó Orsi.