La entrevista completa de José Mujica con Telemundo – Teledoce.com

La entrevista completa de José Mujica con Telemundo

El expresidente charló en su chacra de los refugiados de Guantánamo, de Brasil, Argentina, el tratado Mercosur-Unión Europea y de su rol en el gobierno de Tabaré Vázquez.

Sobre la venida de los exreclusos de Guantánamo:

Cuando convinimos que vinieran algunos presos de Guantánamo, lo convinimos de palabra con un diplomático americano presente acá en el país. No hubo ninguna condición. La condición era de carácter ético porque nos encontramos con un presidente que quería disolver una vergüenza como Guantánamo y entendimos que era una causa justa.

Pero en ese tiempo paralelamente hacía 18 años que Uruguay venía haciendo ciertas gestiones comerciales sin ninguna repercusión. Después de tomada esa decisión, sin condiciones por el Uruguay y de palabra, hubo como una bonhomía en la decisión norteamericana y nos concedieron entrar en el mercado americano con los citrus.

Nos sorprendió que luego de tomada esa decisión unilateral, por nuestra parte, el clima diplomático mejoró abruptamente para esa y otras cosas. Lo tengo que entender como un gesto de bonhomía para con el Uruguay. Pero no hubo ningún negocio de “te cambio esto por lo otro” eso es absolutamente falso. Porque ofende a Uruguay pero también ofende a Estados Unidos.

De la misma manera que mucho antes los cuatro años de puente cerrado en Gualeguaychú, yo asumí una actitud diplomática en Unasur y al poco tiempo el gobierno argentino por su cuenta liquidó la ocupación del puente de Gualeguaychú. ¿Es que cambiamos esa decisión? No, no cambiamos nada. Pero diplomáticamente quedamos en una situación distinta, y cuando te deben algo tienden a retribuirte con algún gesto también.

No es para hacer la historia que se hace, agarrando como si fuera un gesto matemático: te cambié presos por naranjas.

Es que su expresión fue: para vender naranjas me tuve que bancar a cinco locos de Guantánamos.

¡Pero desde luego que eso tuvo una influencia decisiva! Si no hubiéramos tenido un gesto, ni se acordaban de que hacía 18 años que peleábamos por vender naranjas. Pero no hubo un negocio de canje.

Sobre si fue una buena idea que vinieran esos refugiados:

Acepto que era gente destruida y había pagado un costo que es muy difícil la inserción. Pero en todo caso ese es otro tema. Lo que queda claro es lo que pasó.

Los sirios quieren ir todos a Alemania y a Suecia, quieren ir al mundo rico. Ya no son como aquellos italianos abuelos nuestros y españoles que venían con una mano atrás y otra adelante y se insertaban en el país. El mundo ha cambiado. Los emigrantes tienen otras exigencias.

Sobre la política exterior de Rodolfo Nin Novoa:

El problema de la inserción internacional es un problema que tiene el Uruguay, que tiene que discutirlo con serenidad. No me parece… Hace quince años que luchamos por hacer un acuerdo Mercosur-Unión Europea. Siempre entré a desconfiar porque la agricultura francesa particularmente tiene un poder de lobby muy grande, y no nos van a querer. Por lo menos que entre la agricultura con el tratado con Europa.

Entonces me parece que una de las cosas que tenemos que encaminar como negociación es tratar de hacer acuerdo con los naturales compradores. No veo que el Uruguay le pueda vender soja a Estados Unidos. No veo que Uruguay le pueda vender mucha carne a EE.UU. Le vende un poco para hacer embutido. Porque EE.UU. es el primer productor mundial de soja, es bruto exportador de carne. E integrarme con Australia, con Nueva Zelanda… Venden lo mismo que nosotros. Ahora si me hablan de conversar con China, con países que son demandantes, me parece que ese es un camino que tendríamos que explorar.

Esa es la única cosa que me preocupa. Quererme integrar con los que son competidores nuestros no me parece la cosa más adecuada.

¿Es una postura errática de la Cancillería?

Cancillería está buscando y la actitud de buscar me parece que es importante. Pienso que este es un tema que con serenidad lo tiene que discutir el Uruguay entero, porque no va a tener una solución mágica inmediata. El Uruguay ya tiene un tratado de libre comercio con México -poco resultado nos ha dado-. No hay que creer que por firmar tratados está todo arreglado, porque después aparecen otras barreras. Pero no puedo ignorar que el primer cliente que tenemos es China. A veces me parece que el tratado del Pacífico quiere integrar a todos menos a China, hay como una lucha entre poderes en esto. Y es lo que me preocupa.

Sobre Argentina:

El expresidente José Mujica reconoció que la relación diplomática con Argentina mejoró con la llegada de Mauricio Macri al poder en el país vecino, y dijo que el modelo kirchnerista es demasiado cerrado y terminó perjudicando a Uruguay.

“Más adelante vamos a ver, pero en este momento nos ha favorecido”, dijo Mujica con una sonrisa. Ante la pregunta de si eso no es un contrasentido, porque el gobierno uruguayo de izquierda tenía más afinidad ideológica con el kirchnerismo que con el neoliberalismo macrista, Mujica declaró: “Lo ideológico es una cosa, pero los negocios son otra”. Sostuvo que el modelo de la expresidente Cristina Fernández era “demasiado tipo 1960” y se cerraba incluso con respecto al Mercosur, lo que al Uruguay le creaba dificultades.

“Al parecer Macri tiene una política más abierta, y eso en este momento nos está favoreciendo, aunque he notado algunos rezongos de la Cámara de Industria con respecto a eventuales exportaciones a la Argentina. Pero hago votos por que sean pasajeros”, agregó.

Acerca de la presunta vinculación de Cristina Fernández con el lavado de dinero, Mujica prefirió no opinar. “Está muy radicalizada la cosa en Argentina, y espero que el viento pase”, dijo.

Sobre la crisis política en Brasil y Venezuela: 

Si José Mujica fuera capitalista, en este momento no invertiría un peso en Brasil. Así lo expresó el expresidente a Telemundo, consultado sobre la crisis política en el país vecino, y agregó que es necesario que este logre la estabilidad porque la situación terminará de lo contrario perjudicando a Uruguay.

“Veo como una dicotomía posible entre capital y trabajo. Pienso que Brasil, que es un país grande y tiene mucha gente inteligente, tendrá que encontrar un camino de hacer viable esto”, dijo Mujica. “Lo que más me asusta es que de las cinco centrales brasileras hay cuatro que están en contra de esto. Eso no vaticina un clima laboral positivo. Y creo que eso no le conviene a Brasil, pero tampoco a nosotros porque es el segundo cliente”.

Además, el hoy senador habló sobre la situación política en Venezuela, sobre la que comentó que el estado de crispación no es positivo. “Parece que los venezolanos han decidido no dialogar entre sí”, afirmó. “En Venezuela se puede ver algún experimento sociológico que nunca hemos visto en el mundo”.

Acerca del gobierno Tabaré Vázquez:

Yo lo apoyo a Vázquez y lo noto muy activo, mucho más activo que en los primeros meses del gobierno. Y me parece que está luchando bien. Voy a tratar de apoyarlo en todo lo que pueda.

Matices siempre va a haber. Más que con Vázquez, con algunos compañeros del Frente. Porque naturalmente tenemos a veces puntos de vista. Pero nunca dejamos de entender que lo principal es que el gobierno funcione. Y no me refiero por el Frente o por el sistema político: por la suerte del pueblo uruguayo. Un gobierno tiene que tener estabilidad y hay que dársela para que el país pueda funcionar, y si hay dificultades en el exterior como las hay hoy en el mercado internacional, más que nunca hay que luchar por la estabilidad.


Las Más Vistas