Bonomi dijo que fue la investigación policial la que detectó que el recluso asesinado en el Penal de Libertad no murió por un corte carcelario – Teledoce.com

Bonomi dijo que fue la investigación policial la que detectó que el recluso asesinado en el Penal de Libertad no murió por un corte carcelario

El ministro del Interior se presentó ante la Fiscalía para explicar su actuación en el caso del preso que murió en octubre por el disparo de un policía.

Tres funcionarios están separados de sus cargos con retención de sus haberes, mientras se desarrollan las investigaciones administrativa y policial.

Cuando el comisionado de cárceles dijo públicamente que la versión sobre la muerte del recluso era falsa, y que en realidad murió por munición disparada por los guardias, legisladores de la oposición acusaron a Bonomi de complicidad en el homicidio y de ocultar información.

El ministro reclamó que hagan la denuncia ante la justicia, y se presentó este lunes ante el fiscal. “No estoy analizando la intención, estoy diciendo que podrían haber hecho la denuncia y no lo hicieron”, expresó el ministro.

Bonomi dijo que fue falsa la versión que dio el encargado del operativo sobre la muerte del recluso. Sin embargo señaló que dos elementos que manejó el comisionado de cárceles en su denuncia surgen de la investigación que está realizando la policía.

“No es la investigación de nadie, sino que es la Policía la que aporta esos elementos que hoy nos hacen creer que efectivamente la muerte no es por corte carcelario”, sentenció Bonomi.

Una causa probable de la muerte es que le hayan disparado munición no letal desde una distancia menor a la permitida. Sin embargo Bonomi dijo que espera que la Fiscalía levante el secreto de presumario antes de dar más información. Insistió en que el reemplazo del director del INR no tuvo nada que ver con este caso, sino con el proceso de cambio del instituto hacia un servicio descentralizado.

El 9 de octubre en horas de la noche, en el Penal de Libertad comenzó una revuelta entre varios presos. Durante esa revuelta el preso Carlos Alberto Núñez de cuarenta años murió asesinado.

Un comunicado emitido por el Ministerio del Interior, señalaba que la muerte de Núñez fue producto de una puñalada que le había dado otro preso.

Sin embargo esa versión fue desmentida casi dos meses después de ocurridos los hechos. El comisionado parlamentario señaló, tras una investigación realizada en el penal, que Núñez murió de un disparo producido por la guardia.

Sobre las nueve de la noche de ese día comenzó un clima de agitación con gritos, golpeteo de puertas y varios de los reclusos salieron a la planchada, según el relato del comisionado parlamentario Juan Miguel Petit en su informe.

Según la Policía empezó entre reclusos, pero a esa altura los funcionarios policiales ya habían disparado más de cien cartuchos, en tanto los internos aseguran que salieron a protestar para que atendieran a los vecinos.

Petit señala que “según múltiples y coincidentes testimonios, Carlos Alberto Núñez se habría acercado y tal como le habían ordenado lo hizo con los brazos en alto y aseguran que le dijeron que se tirara al piso. Cuando estaba haciéndolo le dispararon.

La muerte, concluye el informe, no fue provocada por un arma blanca, sino por un disparo de escopeta a corta distancia, cargada con un cartucho de munición no letal, pero que provocó el estallido de un órgano, probablemente el bazo.

 


Las Más Vistas