El Ministerio de Ganadería reactivó una comisión para investigar los efectos del glifosato en las abejas y la producción de la miel – Teledoce.com

El Ministerio de Ganadería reactivó una comisión para investigar los efectos del glifosato en las abejas y la producción de la miel

Alemania, segundo mayor importador de miel uruguaya, está restringiendo el ingreso del producto porque no acepta los niveles de glifosato que arrastran.

En Telemundo hablamos de la muerte de las abejas, los estudios que se están realizando, el uso de herbicidas como el glifosato y cómo esto complico las exportaciones de miel.

La muerte de las abejas deja al descubierto un nuevo escenario que le plantea desafíos a los apicultores, exportadores y a las autoridades del Gobierno. En respuesta a esto, el Ministerio de Ganadería reactivó una comisión honoraria apícola que reúne a todas las partes para buscar soluciones.

El MGAP pidió al INIA que investigue cómo el uso del herbicida glifosato está afectando a las abejas y la producción de la miel.

Alemania, que es uno de los principales compradores de la miel uruguaya, aumentó sus exigencias y peligran las exportaciones.

Julio Pintos, integrante de la comisión honoraria, aclaró que se trata de una traba comercial y que la calidad de la miel no está en discusión y es apta para el consumo.

“Es un proyecto de investigación que se hace en seis lugares diferentes del Uruguay, con distintos paisajes. Se han hecho 36 análisis de glifosato y solo cuatro dieron por encima de lo que requiere Alemania, que son 50 ppv. Esta exigencia es la misma que el resto de la Unión Europea, y esos países siguen importando la miel”, explicó Pintos.

A su vez, los exportadores están preocupados por la baja en la compra de los alemanes. Desde la Asociación de Exportadores de Miel dicen que ello se debe a una medida especuladora para deprimir los precios del producto.

Uruguay pasó de exportar unos 11 millones de kilos de miel en el 2012 a exportar poco más de 7,5 millones de kilos de miel.

En el 2017 los destinos fueron Estados Unidos, que compró el 47 % de la producción, Alemania, que compró el 18 % pero pagó el 30 % menos que lo habitual. A estos le siguen España, Francia, Bélgica, República Checa, Italia y el Reino Unido.

En la Unión Europea deciden a fin de año si prohíben o no el uso de glifosato. Respecto a ello, Julio Pintos del MGAP, que aclara que hay dos visiones en la UE en donde hay quienes dicen que esas cantidades de herbicida son perjudiciales y quienes no comparten eso.


Las Más Vistas