Fagúndez asegura que la investigación judicial en caso Moreira puede terminar con tipificación de delitos tanto para él como para quien lo grabó

El abogado penalista explicó que grabar una conversación sin avisarle al interlocutor es ilícito a menos que esa grabación pruebe que se cometió un delito.

Esto fue lo que opinó el abogado penalista Juan Fagúndez sobre el caso del intendente coloniense Carlos Moreira:

“Se abren varias puntas. Moreira puede verse desde un punto de vista como victimario, pero también puede deducirse que sea la víctima de todo esto. Hay que ver quién grabó, cuándo fue, si después de esa grabación efectivamente ingresó algún funcionario por esa conversación. Y también qué fines tenía grabar esa conversación, y si esos fines eran lo que pasó después, sacarla al aire. Por un lado podríamos estar ante un soborno, o hasta por ahi podría tipificarse una extorsión. Si Moreira efectivamente estaba en este juego erótico para dar cargos, podría tipificarse un delito a Moreira. Pero yo creo que todo va a derivar de la investigación, es muy particular el tema porque en plena conversación él dice que no le va a dar un cargo, pero luego dentro del juego erótico hay un ‘nos vemos y conversamos’. Pero bueno, ¿se vieron y conversaron? ¿se vieron, conversaron y otorgó un cargo? ¿Se vieron, conversaron y no se otorgó el cargo y por eso como despecho se publicó la conversación? Si es así, el problema lo va a tener otra persona”.


Las Más Vistas